Anuncios
Anuncios

Se ha vuelto viral una declaración que realizara el #Papa Francisco el 12 de octubre, se trata del discurso en el que se refirió a las personas que suben a Facebook imágenes de personas mutiladas, animales maltratados, cadenas de oración en las que se pone a prueba al mismo Dios y exhortan a los creyentes a regalar likes y amens so pena de sufrir una calamidad si no lo hiciesen.

Dado que México es un país en su mayoría católico, me pareció interesante hablar de esta contundente declaración del Papa Francisco, pues para los fieles creyentes él representa a Dios en la Tierra y su palabra es ley; a continuación ahondaré un poco más en el tema.

Anuncios

¿A qué se debe el descontento del Papa Francisco con esta práctica cibernética?

En sus declaraciones explicó que esas personas generalmente son muy creyentes frente a sus contactos y se la dan de muy virtuosos, pero que una vez que se desenvuelven en el mundo real se olvidan de todo y son vanos, soberbios y egoistas; por lo que señaló que quienes realizan esa práctica tienen una doble moral. Por lo que textualmente expresó: "ya dejen de ser hipócritas en las redes sociales, Dios no tiene #Facebook". Considero muy fuertes sus declaraciones, y aunque para mí no es más que un alto jerarca de la política mundial, no dejo de reconocer que es un hombre muy bien preparado y que como buen argentino dice las cosas como son, sin tapujos ni adornos para que el pueblo no se sienta ofendido.

Reacciones de los feligreses católicos

Dado que los católicos tienden a ser muy sensibles, han tomado la opinión del máximo jerarca de su Iglesia como una ofensa, pues muchos de ellos, en su mayoría mujeres, comparten oraciones porque efectivamente sienten la necesidad de compartir con el mundo su fe y buscan ayudar a través de ellas.

Anuncios

Quienes realmente están mal son quienes crean dichas oraciones como cadenas, y que provocan que después de una oración muy bella sometan al lector a compartirla y responderla haciendo usando como arma el temor a ser castigados. También pienso que tanto quienes crean las imágenes de personas mutiladas y animales maltratados, como los que comparten dichas imágenes son culpables de usar el chantaje como su fuerza y eso sí lo veo muy mal.

Mis conclusiones al respecto

En mi opinión, el Papa Francisco no está del todo errado, pues exhibir imágenes tristes y desagradables, así como presionar a compartir oraciones es seguir creando en las personas miedo y culpa, prácticas usadas durante siglos por la Iglesia Católica pero que este Papa moderno está tratando de erradicar. En pocas palabras: el Papa Francisco tiene razón. #México