Anuncios
Anuncios

#UBER se encuentra inmerso en escándalos como las acusaciones serias de acoso sexual dentro de la misma empresa así como con los asociados que brindan el servicio, pese a esto, la #NASA está interesada en unir fuerzas con la aplicación de viajes, ¿por qué?

La NASA tiene entre manos un proyecto más que ambicioso y ha decidido aterrizarlo de la mano de #Uber

Se trata del desarrollo de un software para poner en marcha un servicio de #taxis aéreos.

Era de esperarse que Uber fuese el elegido para esta tarea debido a ser la pionera en viajes vía terrestre. Aunado a ello, esta empresa tecnológica supo sortear las barreras que encontró desde su nacimiento, en donde los taxis convencionales y los sistemas reguladores de cada país pusieron trabas para su éxito, lo que la hace la herramienta ideal para sortear también, las exigencias de la regulación vía aérea.

Anuncios

Dicha asociación es parte de la Ley de Acuerdos Espaciales de la #NASA, la cual, junto con un actores del sector buscan la seguridad de taxis y otros sistemas aéreos autónomos que vuelan a baja altitud.

Este proyecto será probado en el año 2020 con vehículos para cuatro pasajeros, los cuales alcanzarán una velocidad de 322 kilómetros. El primer mercado a conquistar será en Dallas /Fort Worth, para dar paso a la prueba de dicho servicio en Los Ángeles.

En declaraciones recogidas por la agencia de información Reuters, Heff Holden, director de productos Uber, comentó que Uber es “una empresa grande en la escena mundial y no se puede hacer las cosas de la misma manera que cuando eres una pequeña firma inicial”.

En miras para el año 2023, la tecnológica planea introducir este extravagante servicio, por lo que trabaja con los sistemas regulatorios de Europa y Estados Unidos para lograr la aprobación.

Anuncios

Mientras Uber manifiesta el éxito de la consolidación con la agencia federal estadounidense [VIDEO], esta última guarda silencio al no dar declaración alguna.

El escándalo

La aplicación de viajes trata de resanar las 215 acusaciones en su contra por diferentes motivos, entre los que se encuentran discriminación, acoso sexual, bullying y comportamiento nada profesional.

El punto a su favor en esta problemática, es que la compañía aceptó la responsabilidad de tener el conocimiento de ciertas anomalías y corregir estos errores cometidos con acciones contundentes.

En este contexto, si Uber concreta este proyecto con la NASA, no solo tendrá otra imagen para con sus usuarios, sino que ganará millones de dólares y se posicionaría también, como el pionero de esta nueva manera de traslado.