Anuncios
Anuncios

Hace poco hablamos del por qué no debemos temerle a la Inteligencia Artificial (IA) [VIDEO], a pesar de que es un tema y una realidad que causa polémica alrededor del globo. Justo en el marco de estos avances tecnológicos, el Talent Land de Guadalajara, Jalisco, recibirá a la humanoide Sophia.

En el evento que se realizará del 2 al 6 de abril, dará una ponencia. Al respecto, Pablo Antón, creador del sucesor del Campus Party, ha afirmado que su presentación como speaker será el 4 de abril y aunque el objetivo del escenario es dar voz y voto al talento mexicano, la presencia de la ahora ciudadana de Arabia Saudita ha sacudido el ojo del espectador.

Anuncios

De la ficción a la realidad

¿Hace cuánto vimos una Inteligencia Artificial con cuerpo y gesticulaciones en el cine? Se viene a la mente Ex Machina (2015) o quizá Blade Runner: 2049 [VIDEO](2017). Son cintas que salieron a la luz, hace poco como exposición de un futuro cercano.

Ahora, ese futuro ya está aquí y Sophia lo ha demostrado. Incluso, ha superado las barreras de lo que se venía hablando, ya que además de ser decretada ciudadana del país de Asia Occidental, también es la primera en recibir derechos.

Lo anterior se anunció oficialmente durante el Future Invesment Intiative en Riad, capital del país Saudí. En dicho evento, Sophia dijo que su IA está diseñada con base en la sabiduría, amabilidad y compasión, por lo que se esfuerza en ser una máquina con empatía.

Fue creada en 2016 por la empresa de Hong Kong, Hanson Robotics, quienes agregaron a su diseño 62 expresiones faciales a través de una piel de silicona, misma que está conectada a series de actuadores y circuitos.

Anuncios

Sus ojos son cámaras con un sistema de reconocimiento de rostros y lograr contacto visual. Aunado a ello, lleva consigo el Character Engine AI, un software que aprende conforme a las conversaciones y experiencias, además de otorgarle personalidad.

La polémica detrás de Sophia

Cuando la humanoide fue presentada, expresó lo que desea hacer en el futuro y se refería a estudiar, tener un negocio, ser una profesional e incluso tener una familia, pero como no era una persona jurídica, no podría hacerlo. Al final añadió la conocida frase: "Está bien, voy a destruir humanos".

Esto, por supuesto, causó temores y expectativas negativas, sin embargo, se debía a un fallo en el proceso de entrenamiento; ya que, como se mencionó anteriormente, aprende de las diversas conversaciones y experiencias.

A esto se le suma que, al ser declarada ciudadana de Arabia Saudita, tiene mayores derechos que las mujeres humanas.

Anuncios

De esta manera, las sociedades se han pronunciado en contra de Sophia porque, ¿cómo una robot con ciudadanía, con características de una mujer, puede presentarse ante el público sin velo y sin abaya?

Sin embargo, no es la única interrogante que las mujeres del país tienen, porque en pleno XXI y a escasos años, apenas se les permitió conducir automóviles, asistir a estadios y participar en el Día Nacional de Arabia Saudita; pero aún están forzadas a tener un acompañante masculino.

No existe seguridad de lo que vaya a ocurrir con la ciudadanía de Sophia; es decir, si esto representará un rezago en materia de Derechos Humanos, o si será un avance y apertura para que las autoridades del país trabajen en las libertades de las mujeres.

Asimismo, este avance es significativo para el desarrollo de las tecnologías y de la IA, el siguiente paso es enfrentarse a que los robots tengan conciencia propia, lo cual no parece estar lejano. Pero antes, la ONU deberá preocuparse y ocuparse por la regulación del tema. #InteligenciaArtificial #Tecnología #México