Anuncios
Anuncios

Todos hemos escuchado alguna vez en nuestra vida estas grandes frases: “Las cosas de antes duraban más” y “las cosas de antes eran mejores”; parecen ser frases tan clásicas por algunos de nuestros padres y abuelos [VIDEO] pero, ¿qué tan cierto era esto? o ¿sólo es una idea que nos hemos hecho nosotros?. Bueno, es momento de comentarte algo; parece ser que la historia nos indica que esta frase es nada más y nada menos que cierta! (yo se que tal vez estés muy sorprendido). Pero esto tiene un por qué y a esto se le denomina: obsolescencia programada.

¿Qué es la obsolescencia programada?

Se le llama obsolescencia programada a la fecha de caducidad planificada, para cualquier artículo que se llegue a utilizar; desde cosas tecnológicas como tu Smartphone, hasta la ropa que llevas puesta, así es, hasta tu ropa tiene una fecha de caducidad.

Anuncios

Suena increíble, pero todo lo que utilizamos en el día al día tiene una fecha de caducidad.

Es un sistema que desarrollaron las diferentes empresas para darles una fecha específica a la duración de las cosas, ya que para las empresas no era conveniente que el producto durara mucho tiempo, ya que obviamente el consumidor no volvería a comprar el mismo artículo en un período largo, así que las ganancias de la empresa se desvanecerían.

¿Desde cuándo las cosas que utilizamos empezaron a tener fecha de caducidad?

Para responder esta pregunta nos tenemos que remontar a la época de 1871. En aquel año salió la primera bombilla de alta duración, con una vida útil aproximadamente de 1500 horas, pero unos años después se creó una organización encargada de regular el comercio de las bombillas, que impuso un máximo de 1000 horas de vida útil para las bombillas, y si alguien sobrepasaba esta cifra simplemente era multado.

Anuncios

En la actualidad, existe una bombilla que se encuentra en Livermore California, que lleva encendida por más de 100 años; así es, ¡más de 100 años! Fue construida por la empresa Shelby Electrics en el año de 1890.

Básicamente la obsolescencia programada está basada para que tenga tres pasos que son: comprar, usar y tirar. Gracias a Internet, este tema se ha podido difundir mucho más y uno de estos ejemplos es con respecto a la marca Apple, en el dispositivo ”Ipod” en el cual, cuando su garantía caducaba, la batería dejaba de funcionar; por lo tanto tenías que comprar uno nuevo.

Hubo un usuario muy molesto que realizó una campaña explicando lo que pasaba y una abogada lo ayudó, por lo que la marca tuvo que hacerse responsable y aumentar el tiempo de vida útil de las baterías y dar soporte técnico a estos dispositivos [VIDEO].

Ejemplos existen muchos, y parece ser que las empresas no piensan dejar de lado esta fórmula que les ha dado tantas ganancias. Ahora que sabemos esto, podemos decir sin problemas que las cosas de antes definitivamente eran mejores y duraban más. #la cosas de antes #duraban mas #durabilidad