El alcalde de Medellín de Bravo, Omar Cruz Reyes, fue llamado a declarar como testigo ante la Fiscalía General del Estado como parte de las pesquisas que se siguen por la desaparición del periodista y activista Moisés Sánchez Cerezo que se llevó a cabo a principios de este mes cuando un grupo de individuos armados lo sustrajo de su hogar.

Después de haber pasado 11 días de la desaparición forzada cometida contra la persona del mencionado periodista, editor del periódico La Unión de Medellín, se dio a conocer que al alcalde Omar Cruz -señalado por familiares de Moisés de estar vinculado en este delito por las presuntas riñas que tenían entre ambos y que fueron ocasionadas por las publicaciones del portal de noticias del cual Moisés Sánchez era responsable, donde se ventilaban algunas irregularidades de las que el joven empresario y alcalde de Medellín era protagonista- negó tener algo que ver con el "levantón" cometido contra la persona de Moisés, e incluso hizo alarde de que tenía una amistad con él y que está muy interesado en la pronta aclaración del caso, así como dar a conocer que no tiene ninguna intención de abandonar el cargo que hasta ahora ostenta.

De igual manera Cruz Reyes rechazó que las publicaciones del periódico digital La Unión tengan algo que ver ni que haya habido diferencias para con el periodista, en el entendido de que estas fueran las causantes de las supuestas amenazas que, presuntamente, el político dirigió contra Moisés.

A este propósito, Sergio Vaca Archer, defensor del edil panista, refirió que su cliente se encontraba cansado de esta situación que se ha tornado engorrosa por los procesos legales a seguir, además mencionó que de ninguna manera su defendido asistió a declarar como "indiciado" sino como "testigo" del caso. De igual manera, el abogado lamentó que este caso se haya politizado por el #Gobierno de Javier Duarte de Ochoa, y reprochó que éste quiere limpiar el aspecto del municipio en mención por casos de inseguridad que recientemente se han presentado. #Política Veracruz