Luego de que los Tiburones Rojos del Veracruz rompieran con todos los pronósticos al ganar de visitantes con un marcador de 2 a 1 al equipo de Santos Laguna en Torreón, se ha dado a conocer que en el próximo encuentro que enfrentarán los escualos en el estadio Luis "Pirata" Fuente tendrán pasto nuevo.

El partido en el que el conjunto jarocho se medirá ante su similar de los camoteros del Puebla tendrá como plus el pasto de alta calidad que se ha implementado en el coloso del fraccionamiento Virginia. La cancha fue acondicionada recientemente con tecnología láser para nivelar el pasto cuya cualidad es que cuenta además con mucha resistencia a las altas temperaturas que prevalecen en la costa. Asimismo, con la tecnología láser implementada en la colocación del pasto se permite hacer medición perfecta que detecta la altura u honduras del pasto, con lo que tendrá una cancha totalmente plana para óptimos resultados en los encuentros.

De esta manera el cuadro veracruzano se prepara hoy martes 13 para su próximo encuentro que sostendrá en casa el viernes 16 a las 20:30 horas contra los vecinos del estado de Puebla. Pisarán la cancha del "Pirata" para continuar con su preparación ante este juego que resulta capital en la lucha del no descenso, toda vez que las dos escuadras tienen problemas en la tabla porcentual, por lo que buscarán sacar el triunfo a como dé lugar.

Los pupilos de Carlos Reinoso se encuentran mentalizados en ganar en esta fecha 2 del Torneo Clausura 2015 de la liga Bancomer MX. Por lo pronto hacen preparación física bajo la observación del preparador Dante Rodríguez, así como definición con el esférico ante el marco. Al entrenamiento se incorporaron Víctor Mañón y Adrián Cortés que superaron molestias físicas, y solo Salvador Tafolla entrenó por separado trotando alrededor de la cancha.

Ahora solo resta esperar que se defina la contratación del chileno Héctor Mancilla, y que se acoplen bien los jugadores a la cancha para que el estreno oficial del viernes por la noche en el nuevo horario de su localía les siente perfecto y así lograr el triunfo y los tan ansiados puntos que no sólo los salvará del descenso en esta lucha casi sempiterna sino que redundaría en un buen espectáculo, que es lo que los aficionados veracruzanos esperan y pagan por ver.