Con una multitudinaria protesta recibieron ciudadanos y agremiados de sindicatos al presidente la República, Enrique Pena Nieto, en su arribo a Veracruz para conmemorar un aniversario más de la Promulgación de las Leyes Agrarias llevada a cabo por Venustiano Carranza en 1915.

El evento protocolario se celebró en las instalaciones del World Trade Center de la ciudad de Boca del Río, Veracruz. Sin embargo, con pancartas, consignas, altavoces, y contingentes que marcharon alrededor y a las afueras del World Trade Center, muchos ciudadanos protestaron por los recientes acontecimientos que en gran parte se deben a las políticas que lleva a cabo el actual gobierno de la República.

Algunos estudiantes universitarios vestidos de negro y con el rostro pintado de rojo protestaron con pancartas y con la leyenda "lamehuevos del Estado, sin dignidad" se dirigieron al titular del Ejecutivo en una referencia al asesinato de 3 estudiantes y la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero, un caso donde se coludieron autoridades corruptas y criminales para acallar las protestas justas de los estudiantes.

Asimismo, otra de las protestas que se llevaron a cabo fue para exigir justicia por el secuestro del periodista Moisés Sánchez Cereso, y acusan al alcalde panista de Medellín, Omar Cruz Reyes, toda vez que este individuo había ya emitido algunas amenazas al reportero del periódico La Unión. Los familiares protestaron también enérgicamente pero se encontraron con una impresionante valla represiva conformada por elementos del Estado Mayor Presidencial que hicieron todo lo posible para reprimir la protesta arrebatándoles pancartas, altavoces y todo lo que hiciera referencia a un acto de inconformidad.

Otra manifestación pero curiosa y sutil se llevó a cabo por integrantes de la Confederación Nacional Campesina que fueron acarreados al interior de la sala Tajín, donde el presidente Peña Nieto daba su discurso, toda vez que el campesinado se retiró cuando aún el presidente estaba hablando. De acuerdo con el medio local Notiver, los integrantes de la CNC salieron corriendo a ocupar los autobuses que los transportarían de regreso a sus lugares de origen sin importar lo que el presidente estuviera diciendo.

De esta manera, la visita del presidente tuvo como resultado no sólo el discurso oficial compuesto por las palabras del Enrique Peña Nieto y del gobernador Javier Duarte -quien alabó las recientes reformas abanderadas por el presidente- sino también el discurso real, la problemática de la crisis económica y social que viven muchos ciudadanos de a pie. #Manifestaciones