Por Mitzi Vera/ @mitzmariann

El periodismo está de luto: el reportero gráfico Rubén Espinosa, fue asesinado al igual que cuatro mujeres en un departamento ubicado en la colonia Narvarte, el pasado viernes 31 de julio. De inmediato, los ciudadanos se manifestaron vía redes sociales con el hashtag #JusticiaParaRubén. 

Según la ‘Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal’ (PGJDF), las cámaras del edificio no funcionaban y no hay video de los hechos, está en proceso la averiguación.

El también colaborador de los medios: ‘Proceso’, ‘Cuarto Oscuro’ y ‘AVC noticias’ huyó de Veracruz en el mes de junio porque sufría intimidaciones por parte del Estado, de acuerdo a las declaraciones de ‘Artículo 19’; en una entrevista para Blasting News, un amigo de Rubén  (de quien no escribimos su nombre por seguridad) indicó que Espinosa efectivamente fue amenazado desde hace meses: “Me contó que lo seguían, al principio pensé que era paranoico, pero no, hoy en día es muy común que los orejas te tomen fotos, te intimiden, te agredan; se vuelve normal vivir con ese grado de estrés.

“Lo conocí por el trabajo, él siempre infatigable. Le apasionaba tomar fotos de manifestaciones, de cosas que las líneas editoriales no difunden”, expresó.

Nadia Vera y las  víctimas de feminicidio

“Conocí a Nadia en un festival de danza, era gestora cultural y activista, se jugaba la vida. Huyó de Xalapa justo por amenazas, la última vez que la vi fue antes de que se mudara, hace un año”, aseguró el entrevistado.

Vera era originaria de Chiapas y antropóloga; a través del canal por internet ‘Rompeviento’ anunció que responsabilizaba al estado de Veracruz en caso de lo que le llegara a suceder. Rubén hizo lo mismo.

-¿Sabes por qué conoció a Espinosa?

“Por las marchas”.

Según la 'PGJDF', una maquillista (18 años), una empleada doméstica (40 años) y una colombiana (29 años), fueron las otras chicas asesinadas con el tiro de gracia. Las autoridades encontraron huellas de abuso sexual previas al homicidio.

#México y el infierno reporteril

-¿Qué opinas sobre la situación reporteril en México?

“Es muy difícil, algunos periodistas somos considerados incómodos, ya ni si quiera nos quieren contratar. Las opciones son muy reducidas. Vivimos con miedo, pero en honor a Rubén no vamos a dejarnos caer”.

 México es el sexto país con más asesinatos a periodistas, tan solo en 2014 mataron a 66 comunicadores, esto de acuerdo a organismo Reporteros sin Fronteras (RSF). De igual manera, ocupa los primeros lugares de la lista por secuestro a los informadores.

Según la Fiscalía Especial para la Atención sobre delitos contra la Libertad de Expresión, de la Procuraduría General de la República (PGR), Veracruz y Chihuahua son los lugares más peligrosos para ejercer el periodismo, en ambas entidades se han reportado el mayor número de comunicadores asesinados, entre el año 2000 al 2015.

Con base en ‘Artículo 19’, cada 26.7 horas se sufren ataques contra periodistas, el 48 por ciento de estas, son realizadas por funcionarios públicos. No se trata de números, sino de vidas; mientras tanto,  la sociedad enfurecida se pregunta: ¿Cuántos más?