A ti que te gusta viajar, debes saber que en Estados Unidos no todo es Nueva York, hay ciudades hermosas que no puedes dejar de visitar cuando llegues a ese país. La capital de Massachusetts es una magnífica opción si tienes deseos de conocer un poco de historia. Acompáñame a conocer Boston paso a paso.

El centro de Boston es una cápsula del tiempo en la que, por donde quiera que pases, se encuentran pistas y nombres que remiten a la historia de Estados Unidos. Cuando llegues a este increíble lugar busca un recorrido con un guía, es una opción ideal para conocer a fondo la mística de los lugares.

Colócate unos tenis y busca la experiencia de Boston by foot, una organización sin ánimo de lucro especializada en recorridos a pie por esta importante ciudad estadounidense.

Inicia tu viaje con una de las rutas que ofrecen para conocer es el Freedon Trail o Ruta de la Libertad, un circuito de 16 escenarios ligados a diferentes capítulos de la historia norteamericana. En apenas una hora tours como Boston by Little feet, dirigido a niños de entre 6 y 12 años, y otros trazados creados para visitantes de todos los rincones del mundo, ofrecen atractivas rutas con valiosa información sobre la historia de una de las ciudades más antiguas de Estados Unidos.

Caminando por la ciudad te llevarán a School Street, cerca de la primera alcaldía de la ciudad (Old City Hall), ahí se puede admirar la estatua de Benjamin Fanklin frente al Boston Latin School (1635). Esta fue la primera escuela pública de Estados Unidos y allí estudió el propio Franklin, aunque nunca se graduó.

Otro sitio que podrás conocer a pie es King's Chapel, que fue construida a semejanza de las iglesias más importantes de Inglaterra en 1668 y su interior se conserva intacto, permitiendo visitar los púlpitos reservados donde las familias se reunían a escuchar el sermón. A su lado se encuentra el primer cementerio de la ciudad, tan antiguo como la misma Boston. Más tarde, el paseo continúa en el City Hall Plaza, un complejo construido en 1963 para albergar el consejo municipal de la ciudad.

La gran ventaja que tiene Boston para el viajero, es que se trata de una urbe pequeña, donde las mejores atracciones se encuentran a poca distancia o se puede llegar a ellas en el tren T, el subterráneo local. Luego de ese viaje al pasado lo mejor es caminar hacia el barrio italiano de North End, una de las locaciones favoritas de Ben Afflek para filmar sus películas. ¡Y ahora que lo conoces, tú decides cuándo vas! #Vacaciones