La bella Italia. No por nada se le llama así. Este país es como mágico, un lugar extraordinario lleno de cultura, historia, arte y también de la Dolce Vita, un sitio en el que todos quisieran vivir o por lo menos visitar de vez en vez, y es que su gente vive tan apasionadamente que contagia y que hace de Italia un lugar especial para pasar una #Navidad perfecta e ideal para familias aventureras y llenas de espíritu cultural.

Sí, el frío será su acompañante, pero hay tanto qué hacer y qué ver, que te olvidarás de él… sus hermosos mares, sus montañas, lagos, historia, cultura, arte, diversión, futbol, comida y sus muchos etcéteras, harán que tengas la mejor Navidad de tu vida.

Qué te parecería conocer sitios históricos y románticos; puedes hospedarte en lugares típico, llenos de historia. ¿Quieres opciones? Comencemos por Roma!

Roma no es más el centro del mundo pero alguna vez lo fue, así que ese sólo hecho hace que merezca su visita. Hay lugares muy representativos que no puedes dejar de visitar como El Coliseo Romano o los Foros Imperiales, y por supuesto, El Vaticano que es un lugar al que por nada puedes faltar, la Plaza de San Pedro y la Basílica de San Pedro famosa por las pinturas de Miguel Ángel y la Capilla Sixtina, deben estar en tu itinerario.

La siguiente parada de tu familia debe ser Pompeya, ahí conocerás las ruinas arqueológicas más famosas, extraordinarias y llenas de historias, del mundo; continúa hacia Nápoles y disfruta la vista más completa del Vesubio. Embárcate a la isla de Capri, un lugar mágico que te enamorará, si tienes presupuesto busquen hospedarse en el súper exclusivo hotel JK Place Capri, si no les es posible, igual no dejen de conocerlo, pues se trata de un hotel que pareciera hecho especialmente para vivir momentos inolvidables.

Sigan su camino hacia Pisa y obvio no dejen de visitar la Torre Inclinada símbolo de la ciudad, el hotel Calamidoro es ideal para hospedarse y disfrutar de los bellos atardeceres y la exquisita comida rural.

Cuando tu viaje esté llegando a su fin, diríjanse a Florencia y visiten los museos Florentinos, el obligado es la Galería de la Academia con el majestuoso David de Miguel Ángel.

Y para un cierre espectacular, ve a Venecia, ahí visiten la Iglesia de Santa María de la Salute, la Plaza de San Marcos y aprovecha para comprar cristal de Murano.

Ahora que sabes a dónde ir ¡disfruta tu Navidad!