Mazatlán es un destino de playa perfecto para disfrutar de un merecido descanso y festejar frente al mar la llegada de un nuevo año. Te invito a conocerlo y gozar además, de su deliciosa gastronomía.

Su cálido clima te da la perfecta bienvenida, sobre todo este diciembre. Una de las mejores sorpresas que nos depara esta “tierra de venados” (mazatl= venado y tlan= tierra) es su playa, porque aunque la arena no es del todo tersa, el agua que baña sus costas es cristalina; sin embargo, la fuerza con la que revienta las olas al mismo tiempo que ahuyentan a bañistas, atraen a intrépidos surfistas o entusiastas del boggie board.

Enclavado en el pacífico

Su malecón es considerado uno de los más largos del mundo. Se divide en nuevos tramos que van desde la zona del Centro histórico hacia el norte de la ciudad. En una de sus secciones se ubica el monumento al pescador (originalmente llamado La alegoría marina y conocido popularmente como los monos bichis-bichi en un regionalismo que significa desnudo), una escultura de concreto cubierta den su totalidad en una reciente y lúcida capa de metal, producto del trabajo artístico de Rodolfo Becerra Gómez. A lo largo de todo el camino a la orilla del mar hay otras figuras que hablan de este sitio, como la dedicada a Pedro Infante.

Las islas

Enfrente del área turística de Mazatlán se ubican tres islas: la Chivos, la Venados y la de los Pájaros. A la segunda se llega en la lancha o catamarán y brinda, además de una zona arenosa para tomar el sol, aguas muy tranquilas con casi nulo oleaje, ideales para practicar la natación, sobretodo , el buceo. La de los pájaros, como podrás imaginar, es perfecta para aquellas personas que disfrutan de la paciente observación de aves.

Gastronomía

Los mariscos y pescados, por supuesto son alimentos obligados, entre algunos de los platillos más famosos están: cebiche de pescado, marlin ahumado y pescado zarandeado.

Para visitar

El Centro Histórico. Mazatlán tiene doble atractivo de ser un destino de playa y, a la vez, un centro conformado por casonas del siglo XIX de arquitectura noeclásica que, en su conjunto, ya son patrimonio cultural de la humanidad. Ahí esá la Catedrla de la inmaculada Concepción, cuya construcción concluyó en 1880. #Vacaciones