En pareja, en familia, con amigos, incluso solo, sin duda Guerrero es un estado maravilloso que puedes visitar y disfrutar infinitamente. Sus hermosas playas, pueblos mágicos, su extensa gastronomía y sabor exquisito te enamorarán.

Empecemos por Taxco, pueblo mágico conocido como uno de los núcleos mineros más importantes de los tiempos novohispanos; de callejones y calles empedradas, casas tipo coloniales. Sus visitantes disfrutan las caminatas, otros simplemente admiran el paisaje desde balcones o terrazas en restaurantes o cafeterías. A quienes les gustan las alturas prefieren una vista desde el teleférico o el mirador.

En su gastronomía rica en variedad, desde lo tradicional hasta lo internacional, podemos encontrar el pozole, típico del estado, ya sea blanco, rojo o verde; en algunas regiones acostumbran comerlo con huevo, sardina o pollo, pero el tradicional es carne de puerco, acompañado con tostadas, tacos dorados.

Pueblo minero conocido como el más antiguo de América por su alta producción en joyería de plata e inigualable artesanía ha dado a Taxco reconocimiento internacional.

Mejor conocido como Pueblo Mágico, por su historia, tradición y cultura, nos muestra como ejemplo la belleza de la iglesia de Santa Prisca, construida entre los años 1751 y 1758, con acabados coloniales que atrae la mirada de los visitantes. Lleno de lugares históricos. Tienes que vivirlo.

 

Acapulco.

Ahora vayamos al puerto más grande y deslumbrante de México, Acapulco, es visitado por más de 5 millones de turistas al año, para gozar sus distintas playas para nadar o practicar algún deporte como el esquí, en playa Condesa, el surf en Barra Vieja. Si solo desea tranquilidad, estar relajado y ver un atardecer, Puerto Marqués es el lugar ideal. Todos los restaurantes ofrecen una diversidad de platillos exquisitos, como caldo de jaiba, camarones al gusto, mojarra frita, entre otros.

No puedes perderte el recorrido en lancha con fondo de cristal a isla Roqueta para conocer las diferentes especies marinas y apreciar a la Virgen de los Mares, patrona de los pescadores.

La Quebrada tiene uno de los espectáculos más visitados y aplaudidos del lugar. Jóvenes que se lanzan al mar desde un acantilado con una altura de 45 metros, con un grado de dificultad que el clavadista debe calcular el momento exacto en que la ola llega a su nivel más alto, evitando chocar contra las rocas que puede ocasionar la muerte. Tradición realizada desde el año de 1934.

Diles adiós al aburrimiento, la vida nocturna en Acapulco está llena de diferentes ritmos, diversiones y entretenimientos. ¿Qué te parece aventarte del bungee?, o ¿una velada en altamar? Marca tu propio estilo de vida.

En fin, el estado de Guerrero está lleno de lugares para disfrutar, descansar, conocer, explorar. Visita y empápate de toda esta riqueza. Puedes visitar Ixtapa Zihuatanejo, Guerrero. No te quedes con el antojo. #Vacaciones #Cultura Guerrero