Una bola gigante de fuego explotó en el cielo de los Grandes Lagos de Michigan, Estados Unidos. El fenómeno natural ocurrido en la noche de ayer iluminó la zona por varios segundos, provocando el pánico general entre los habitantes. Sin saber qué estaba ocurriendo, los pasantes comenzaron a correr desesperadamente. El tráfico [VIDEO] se paralizó y muchas personas tuvieron que ser asistidas por una crisis de nervios.

El pánico de la población

Hay que recordar que Estados Unidos está en la mira de la Corea del Norte y la semana pasada en Hawái fue lanzado por error un mensaje en el que se pedía a la población correr y ponerse en salvo ante la inminente llegada de un misil balístico.

El alarme fue desmentido después de 38 minutos por el servicio de seguridad estatal.

Como en una película Como en una película de Ciencia ficción, la explosión del meteorito se vió claramente y se escuchó. En las redes sociales se pueden observar decenas de videos de la bola de fuego que iluminó el cielo en Michigan [VIDEO], ante el asombro de los habitantes. Sin embargo, los menos fatalistas pensaron que podía tratarse de un relámpago o trueno. Sin embargo, el Servicio Meteorológico Nacional (NWS) aclaró que no se trataba de ninguno de los dos y adelantó que podría tratarse de la explosión de un meteorito. Según algunos expertos, podría ser también una “piedra espacial”, como se define técnicamente.

El reporte del Servicio Geológico

En cambio en Michigan la explosión fue provocada por un fenómeno natural.

Como consecuencia del hecho, la tierra tembló durante varios segundos en Detroit. De acuerdo al Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS), efectivamente se trataba de un meteoro. El sismógrafo registró el sisma de 2,0 grados de magnitud en la escala de Richter a las 20:09 hora norteamericana. La posición exacta del meteorito fue a ocho 8 kilómetros al oeste-suroeste de New Haven, una zona con aproximadamente 4.600 habitantes en la periferia de Detroit, entre el lago St. Clair y la frontera con Canadá.

El impacto de un meteorito

Un meteorito es lo que queda después de la desintegración atmosférica de un meteroide, o también “pequeño asteroide”, que choca con la Tierra. En practica, es lo que queda cuando toca el suelo. Cuando entran en la atmosfera, los meteoritos se calientan mucho, hasta emitir luz, dejando una cola llamada meteora o “estrella fugaz”.

El calentamiento no es producto del choque sino de la presión dinámica generada por la fuerte presión del aire frente al meteorito.

A su vez el aire se caliente y caliente el meteorito. En un cierto sentido, se trata de un fenómeno extraterrestre, porque nace de manera natural fuera de la tierra. Uno de los más famosos es el meteorito Sikhote-Alin caído en el año 1947. Son poco comunes porque la mayor parte se desintegra en el aire. Cada año se estima que más de 500 de estas “piedras espaciales” caen en la tierra. De ellas se logran recuperar cinco o seis porque muchas caen en los océanos o en zonas donde es difícil recuperarlas. Los meteoritos más grandes pueden formar cráteres en su choque con el suelo. El cráter puede ser simple o complejo y depende de la grandeza y composición, el nivel de fragmentación y el ángulo de impacto del meteorito. Cada meteorito toma el nombre especifico del lugar en el que fue encontrado. O de la zona habitada más cercana. Hay algunos que se han llamado “Allan Hills 84001” o “Dimmitt”, pero son pocos casos.

Así que la próxima vez que observe una bola de fuego que llega del cielo para caer en la tierra, no se asuste: es un meteorito extraterrestre que está por tocar la tierra. Un natural polvo de estrellas un poco más caliente de lo habitual.