Los parientes silvestres de perros y gatos domésticos se alimentan de carne cruda, pero una dieta llamada "cruda" para MASCOTAS conlleva riesgos de exposición a parásitos [VIDEO]y bacterias, según halla un estudio reciente.

Además, la dieta cruda de una mascota también puede poner a las personas en riesgo de contraer estas infecciones.

Se ha descubierto que los alimentos y golosinas para mascotas que incluyen carne cruda, órganos o huesos carnosos incluyen parásitos como Toxoplasma y tenias, así como las bacterias Escherichia coli , Listeria monocytogenes , Brucella suis y Salmonella , según un estudio realizado recientemente en los Países Bajos.

La introducción de estos patógenos en los hogares a través de alimentos contaminados para mascotas [VIDEO]presenta la posibilidad de que también puedan enfermar a las personas, informaron los autores del estudio

La alimentación con RMDB.

Los dueños de mascotas que eligen alimentar a sus animales con una dieta basada en carne cruda (RMDB) pueden pensar que están ofreciendo a sus perritos o felinos una opción más saludable. Pero no hay estudios que demuestren que estas dietas brinden beneficios para la Salud; en todo caso, investigaciones previas han documentado que lo contrario es cierto, explicaron los científicos en el estudio. La alimentación con RMDB se relacionó con gastroenteritis y diarrea en perros, y con un tipo mortal de infección por Salmonella en gatos, según el estudio.

Los hallazgos previos también señalan que los RMBD pueden carecer de nutrientes importantes, lo que puede conducir a problemas de salud, especialmente en animales jóvenes.

Estas dietas han contribuido a que las mascotas desarrollen hipertiroidismo (una glándula tiroides hiperactiva) e incluso han resultado en lesiones como fractura de dientes y perforaciones intestinales, informaron los científicos.

Desde que los perros se separaron de sus antepasados ​​lobo hace más de 10.000 años, también han surgido diferencias genéticas que han dejado a los perros mejor equipados para manejar una dieta que incluye almidones y carnes.

Los perros tienen más copias de un gen que produce amilasa, una enzima que descompone los almidones, que los lobos, y este gen es 28 veces más activo en perros que en lobos, informaron investigadores en 2013.

En la actualidad, hasta un millón de hogares holandeses proporcionan a sus mascotas una dieta que incluye carne cruda o subproductos crudos, escribieron los investigadores en el estudio. Para ver qué microorganismos podrían estar al acecho en la comida, probaron 35 productos que contenían diferentes tipos de carne cruda y subproductos cárnicos, como pollo, res, cordero, pato, conejo, caballo y pavo.

Encontraron E. coli en el 86 por ciento de los productos, mientras que el 54 por ciento incluía a L. monocytogenes y el 20 por ciento a Salmonella. El ADN del parásito se detectó en el 29 por ciento de las muestras, descubrieron los científicos.

En general

La evidencia microbiana que los investigadores obtuvieron de sus muestras cayó dentro de los límites aceptables para los productos para mascotas producidos comercialmente en los Países Bajos. Pero la cantidad de E. coli en 40 por ciento de los RMDB excedió el umbral para el consumo humano seguro, y una persona podría infectarse con la bacteria a través del contacto con el alimento para mascotas ; con superficies contaminadas; o con una mascota infectada, informaron los investigadores.Y las especies de Salmonella analizadas en el estudio presentaron otra desagradable sorpresa: eran resistentes a los antibióticos, lo que haría que las infecciones fueran difíciles de tratar.

"Es importante fomentar la conciencia de los posibles riesgos asociados con la alimentación de RMBDs a los animales de compañía, y los dueños de mascotas deben ser educados sobre la higiene personal y el manejo adecuado de los RMBD", concluyeron los autores del estudio.

Los hallazgos fueron publicados en línea ayer (11 de enero) en la revista Veterinary Record .