Este descubrimiento se atribuye al Cambio climático, que ha desencadenado el derretimiento y la descongelación del hielo en este desierto desde un evento climatológico inusualmente cálido en 2001.

No hay plantas, pájaros o mamíferos en los Valles Secos de McMurdo ubicados en la región más grande del Continente Antártico

Pero los microbios y los invertebrados microscópicos del suelo viven en el duro ecosistema, donde la temperatura media promedio está por debajo de 15 grados Celsius o 5 grados Fahrenheit.

Los hallazgos ofrecen información y una alarma sobre cómo los ecosistemas responden al cambio climático y a los eventos climáticos inusuales, dijeron los científicos.

"Hasta 2001, la región no estaba experimentando una tendencia al calentamiento", dijo Walter Andriuzzi, autor principal del estudio y un investigador postdoctoral en el Departamento de Biología y la Escuela de Sostenibilidad Ambiental Global.

"Por el contrario, hacía cada vez más frío", continuó. "Pero en 2001, la tendencia de enfriamiento se detuvo abruptamente con un evento de clima extremadamente cálido. Desde entonces, las temperaturas promedio son estables o están aumentando ligeramente. Pero lo más importante es que ha habido eventos meteorológicos intensos más frecuentes".

El equipo de investigación descubrió que con el cambio climático algunas especies son ganadoras y otras perdedoras

Tomó muestras de invertebrados del suelo y midió las propiedades del suelo, incluido el contenido de agua, en tres cuencas hidrológicas y en tres elevaciones diferentes en la región.

En Taylor Valley, el estudio de campo se inició en 1993; en los valles de Miers y Garwood, los científicos comenzaron su trabajo en 2011.

Andriuzzi dijo que lo que el equipo encontró en este estudio que a largo plazo no se pueden observar las temperaturas promedio o mensuales."Son unas pocas horas, o días de clima inusualmente cálido", dijo. "Incluso hay picos de alta radiación solar que provocan el descongelamiento del hielo sin altas temperaturas. Así es como el cambio climático está ocurriendo allí, y ya está empezando a afectar a la comunidad biológica allí".

Las temperaturas más altas significan más derretimiento y descongelación del hielo de los glaciares y el permafrost, lo que ha llevado a la disminución de la especie más común, el nematodo Scottnema lindsayae. Otras especies son cada vez más abundantes y se están extendiendo cuesta arriba. Como resultado, en elevaciones más altas, los microbios y animales [VIDEO]en el suelo se vuelven más diversos, con consecuencias desconocidas para el ecosistema.

"Esto está sucediendo en todo el mundo, y no solo en la Antártida", dijo Andriuzzi, investigador del laboratorio de la distinguida profesora de la Universidad Diana Wall. En las Montañas Rocosas, por ejemplo, los científicos han observado insectos que se mueven cuesta arriba año tras año, debido al aumento de las temperaturas.

Andriuzzi, quien dirigió el trabajo de campo en los valles secos de McMurdo, llamó a los nematodos antárticos "criaturas notables".

"Es increíble que sobrevivan en estas condiciones", dijo. La temporada de crecimiento solo dura unas pocas semanas, pero en el campo, este animal microscópico puede vivir 10 años.

Dado lo que el equipo encontró, Andriuzzi dijo que le tomará tiempo a la comunidad de nematodos recuperarse de estos disturbios."Con el cambio climático, algunas especies son ganadoras, otras son perdedoras", dijo. "En los Valles Secos se trata de cómo responden al calentamiento y, lo más importante, al agua".

Andriuzzi dijo que los cambios en las comunidades a menudo son muy difíciles de predecir porque hay muchas especies."Es más fácil en lugares como los valles secos aislar los efectos del cambio climático , o aislar cómo una especie responde al cambio climático de una manera", dijo. "Es un laboratorio natural, donde se pueden descubrir algunos de los mecanismos que operan en otros lugares".