Investigadores de Google aplicaron la inteligencia artificial para predecir algo extremadamente serio: la probabilidad de que un paciente sufra un ataque cardíaco o un derrame cerebral. Los investigadores hicieron tales determinaciones al examinar imágenes de la Retina del paciente.

Google, muestra sus descubrimientos el lunes en Nature Biomedical Engineering, una revista médica en línea, dice que ese método es tan preciso como prever enfermedades cardiovasculares a través de medidas que implican insertar una aguja en el brazo de un paciente.

Advierten que se necesita más investigación

"Creemos que la precisión de esta predicción aumentará un poco más a medida que obtengamos datos más completos. Descubrir que podemos hacer esto es un buen primer paso. Pero necesitan validar los datos”, dijo dice Lily Peng.

Usando la imagen de la retina, Google es capaz medir alrededor del 70% y prever con exactitud qué paciente dentro de cinco años experimentaría un ataque cardíaco u otro evento cardiovascular importante, y qué paciente no lo haría. Según la compañía, los médicos científicos han demostrado previamente cierta correlación entre los vasos retinianos y el riesgo de un episodio cardiovascular importante.

"La advertencia de esto es que es temprano (y) hemos entrenado esto en un pequeño conjunto de datos", dice Lily Peng, MD e investigadora principal del proyecto de Google [VIDEO].

¿Cuánto tiempo podría tomar?

Puede ser en años, no es algo que sucederá en los próximos meses. "No es solo cuando va a usarse, sino cómo se usará", los resultados son optimistas, de que la inteligencia artificial se puede aplicar en otras áreas del descubrimiento científico, incluso quizás en la investigación del cáncer.

Peng dice que Google estaba un poco sorprendido por los resultados. El equipo está trabajando en la pronóstico de la enfermedad ocular [VIDEO], luego se expandió el ejercicio pidiéndole al modelo que prediga a partir de la imagen si la persona era fumadora o cuál era su presión arterial. Los descubrimientos médicos generalmente se hacen a través de lo que llaman es una forma sofisticada de "adivinar y probar", como desarrollar hipótesis a partir de observaciones y luego diseñar y ejecutar experimentos para probarlas. Pero observar y cuantificar las asociaciones con imágenes médicas puede ser un desafío.

Así mismo, patrones, colores, valores y formas que están presentes en las imágenes reales y que colocan a una persona en riesgo de ataque cardíaco o accidente cerebrovascular fue una consecuencia de la investigación original.

En caso de que se realicen más investigaciones con el tiempo, los médicos, como parte de sus chequeos de salud de rutina, podrían estudiar dichas imágenes retinianas para ayudar a evaluar y manejar los riesgos para la salud de los pacientes.