Debido al derretimiento de los glaciares y a la expansión de los mares cálidos causados por el calentamiento global ha hecho que los océanos del mundo aumenten su nivel en los últimos 150 años, ya que el Deshielo no tiene a donde ir si no a los océanos. Un nuevo estudio demuestra que este aumento de nivel ha crecido y que todo lo que este cerca de las costas pudiera quedar bajo las aguas más rápidamente en las próximas décadas.

Este aumento, hace que para la costa sea más difícil la planificación y adaptación a este rápido crecimiento de nivel del Mar, estudios anteriores a este sospechaban que el mar estaba aumentando aceleradamente, pero no contaban con las pruebas para demostrarlo.

Datos del nuevo estudio podrían confirmar el aumento en los océanos

El nuevo estudio [VIDEO] realizado propone que existen suficientes datos para demostrar el antes mencionado aumento, ya que contó con diferentes variables como los cambios cíclicos en las temperaturas y la inseguridad en la medición, según un científico del clima del centro Niskanen de nombre Joseph Majkut, la dificultad para medir el nivel del mar ha hecho que sea cuesta arriba detectar la aceleración que este nuevo estudio parece haberlo logrado.

Los autores del estudio calculan que se triplique el nivel del mar para 2100

Los encargados de llevar a cabo el estudio, expusieron que sus cálculos son consistentes con los modelos climáticos y si llevamos este crecimiento del nivel hacia el futuro promediamos que el nivel del mar para el año 2100 sea de unas 26 pulgadas aproximadamente, esto significa el triple comparado con el siglo anterior que era de 8 pulgadas.

Estos cálculos podrían ser bajos [VIDEO], ya que es impredecible el comportamiento de las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida, así como su respuesta al aumento de las temperaturas, el hielo podría desintegrarse más rápido de lo que se espera.

Estas proyecciones podrían ser demasiado bajas, debido a un enorme inconveniente para predecir el futuro del aumento del nivel del mar es cómo las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida responderán al aumento de las temperaturas en las próximas décadas.

Su dinámica interna es compleja y un área de investigación activa. Los procesos podrían iniciarse y provocar que el hielo se desintegre más rápido de lo que predicen los modelos.

Ya en Estados Unidos este aumento del nivel del mar ha sido perjudicial en sus áreas costeras, debido a las frecuencias de inundaciones o tormentas menores que se han aumentado debido a las mareas elevadas.