Al igual que ocurre en España, los japoneses están pasando por una creciente en su población de ancianos; el 27% de sus habitantes tiene más 65 años, entre ellos hay unos 65,000 centenarios.

En Japón hay muchos ancianos y pocos enfermeros que cuiden de ellos; se calcula que para el 2025 harán falta unos 370,000 cuidadores para poder atender a las personas mayores. Por eso, el gobierno y las empresas tecnológicas en Japón han puesto en marcha un plan para utilizar robots que cuiden a los abuelos cubriendo el espacio que no puede puede atender el personal de enfermería.

El plan consiste en la creación de robots que ayuden a las personas mayores con sus necesidades básicas, como levantarse de la cama, sentarse en su silla de ruedas e incluso bañarse.

Se espera que para el 2020 puedan ser cuidados 4 de 5 ancianos por estos robots en lugar de que lo haga el personal de enfermería; con ello, un 80% de la población de la tercera edad recibirá atención por parte de estos cuidadores metálicos.

¡La robótica cuesta mucho!

En Japón no se ha llevado más allá la robótica por su elevado precio. En la residencia de Shintomi (en Tokio) hay un Robot equipado con una cámara con infrarrojos que despierta a todos sus pacientes, les recuerda la hora de sus medicamentos y en las noches es colocado bajo la cama para alertar de posible caída de la cama.

El nombre de este cuidador robótico es Sota, que se puede adquirir por un módico precio de 2.300 euros. Según lo que cuenta el diario británico The Guardian, por el momento sólo el 8% de los hogares están probando este dispositivo piloto del gobierno.

Vídeos destacados del día

Además del elevado coste de estos robots, muchos japoneses no se hacen la idea de este remplazo de humanos por robots, lo cual podría echar para atrás este plan tecnológico [VIDEO].

La idea del Ejecutivo nipón no es otra más que la de apoyar con tecnología al personal de enfermería aliviando la carga de labores que tienen que soportar. Un claro ejemplo es un andador creado en Japón que detecta cuando un anciano sube o baja cuestas y se adapta a la superficie del terreno para que sea más sencillo caminar por las calles. Se espera también que la mentalidad de los japoneses avance y puedan acostumbrase a convivir con estos robots cuidadores.

Sin embargo, Hirohisa Hirukawa, Director de innovación en el Instituto de Ciencia y Tecnología Avanzada de Japón, dice que la robótica no puede resolver todos los problemas, pero por lo menos reducirá varias dificultades [VIDEO].