El nuevo desarrollo de los científicos podría ayudar a muchas #mujeres que no son fértiles a tener una nueva esperanza, ya que los investigadores revelan que los óvulos humanos se pueden desarrollar en el #Laboratorio desde sus etapas más tempranas hasta la madurez. Si bien la hazaña se logró anteriormente para los óvulos de ratón, el proceso ha demostrado ser más complicado en los seres humanos. Los expertos dicen que el último desarrollo no solo ayuda a entender cómo se desarrollan los óvulos humanos, sino que abre la puerta a un nuevo enfoque para la preservación de la #Fertilidad para las mujeres, sobre todo cuando están en proceso de perder la fertilidad, como las mujeres que reciben quimioterapias o radioterapia.

La investigación podría ser particularmente también relevante para las niñas que no han pasado por la pubertad. Actualmente, para preservar su fertilidad, el tejido ovárico se toma antes del tratamiento y se congela para su posterior implantación. "Para las niñas esa es la única opción que tienen para preservar su fertilidad”, dijo la profesora Evelyn Telfer, coautora de la investigación de la Universidad de Edimburgo. Lamentablemente el procedimiento puede tener inconvenientes. En el caso de los tejidos reimplantados, "la gran preocupación y el gran riesgo es si pueden devolver las células cancerosas", dijo Stuart Lavery, un ginecólogo consultor del Hospital Hammersmith, que no participó en el estudio.

Los posibles problemas del proyecto

Con respecto a las palabras anteriores mencionadas por Stuart, se mencionó que la nueva investigación ofrece una manera de extraer, cultivar y usar óvulos, sin la necesidad de volver a implantar el tejido.

"Cuando tienes los óvulos [VIDEO], por supuesto no tendrías células contaminadas, con suerte sería un embrión el que se te implantaría nuevamente", dijo Telfer. Pero, advirtió, que todavía tiene que pasar varios años antes de que la técnica se pueda utilizar en clínicas, y realizar más pruebas, ya que son necesarias para garantizar que los óvulos maduros sean normales y que el proceso sea seguro.

El poder ayudar a mujeres

Telfer agrega que el nuevo enfoque también podría ser útil para las mujeres cuyos óvulos no se desarrollan completamente en el cuerpo, y más fundamentalmente, ayudará a impulsar nuestra comprensión de los mecanismos que sustentan el desarrollo de los óvulos humanos. Sin embargo, pasarán muchos años antes de que la investigación conduzca a nuevos tratamientos de preservación de la fertilidad. Entre otros temas, los autores señalan que los óvulos se desarrollaron más rápido de lo que lo harían en el cuerpo, mientras que una pequeña célula conocida como cuerpo polar, lo cual es extraída en las etapas finales del desarrollo del óvulo cuando se reduce a la mitad el número de cromosomas, era inusualmente grande, que podría sugerir un desarrollo anormal. Telfer admite que se necesita mucha más investigación, y espera obtener la aprobación regulatoria para futuras investigaciones.