¿A quien no le gustan unas carnes asadas [VIDEO] en un fin de semana caluroso? Es el momento de considerar los tipos de cocina, por lo que se tiene la polémica cuestión de ¿qué es mejor?, el gas o el carbón. Las personas que cocinan en una parrilla de gas afirman que son fáciles de controlar y llevar a cabo el mejor sabor de la carne sin la máscara de humedad. Las personas que cocinan con carbón, sabemos que no hay nada como cocinar con auténtico fuego, como hicieron nuestros antepasados cuando aún vivían en cuevas. Ahora, según la ciencia, esta pregunta está resuelta y en formas que puede sorprender a muchas personas. El secreto está en la química de los alimentos.

Cocinar afuera

Las parrillas de gas son más caras, y siempre se tienen que cambiar el sistema para el gas propano y le sabor no es el mismo que se obtienen cuando se cocina con carbón; es por eso que cocinar con gas es prácticamente una pérdida de tiempo si se quiere una auténtica experiencia de barbacoa o carnes asadas. Puede ser más difícil de administrar, pero los resultados no son ciertamente los mejores.

¿Por qué cocinar con carbón es mejor?

La mayoría de la gente piensa que el humo que sube desde el carbón encendido golpeando la carne le dan ese sabor único; esta teoría es incorrecta, como veremos. Lo que sucede en el carbón de leña se quema mucho más caliente que el gas que se derrite la grasa y aceites de la carne y hace que gotee hacia abajo. El carbón térmico derretido vaporiza la esencia de la carne y bocanadas de vuelta como humo, que imparte el delicioso sabor a lo que se están cocinando.

El carbón de leña es sólo el catalizador de lo que está pasando en su barbacoa. Si utiliza virutas de madera, dispersas entre las brasas, aumentarán su esencia al humo que hace que las carnes resulten muy favorables. Remoje las astillas en agua antes de usar.

¿Cómo cocinar con carbón?

El truco para cocinar con carbón vegetal es obtener el fuego adecuado y luego esperar hasta que esté listo. La idea es esperar hasta que el carbón de leña se incinera en cierta medida a un tono rojo brillante. Puede verter algunos aglomerados de una bolsa y empapar con líquido de encendedor, o se puede conseguir uno de esos sacos de carbón que está preparado para que todo lo que se tenga que hacer es encenderlo. Asegúrese de protegerse contra las crisis asmáticas y asegúrese de no dejar un fuego desatendido, especialmente si los niños o mascotas cerca. Después de que haya terminado el proceso de cocinado, asegúrese de cerrar las aberturas y cerrarla. Cualquiera que sea el carbón de leña es que todavía persisten en este punto serán sofocados en breve.

Es deleitante pensar en una carne asada un fin de semana en compañía de nuestros familiares y amigos, y nada mejor que el ritual de estar encendiendo las brazas para cocinar carnes, nopales, cebollas, longaniza y muchos otros ingredientes deliciosos.