La realidad una vez más podría traspasar el umbral de la #ficción. Aquellos juegos de vídeo con temáticas de microorganismos inteligentes, #virus [VIDEO] que se expanden por accidente o con un propósito místico, crea una probabilidad no muy lejana del descubrimiento de parásitos fuera de nuestro planeta.

El profesor Ken Stedman (Universidad Estatal de Portland, EE.UU) y su conjunta tarea con investigadores – #científicos, buscan el apoyo tanto de la #NASA como de otras agencias espaciales, para introducir #tecnologías que les proporcionen la oportunidad de localizar en las pruebas liquidas de las lunas de Júpiter y Saturno, indicios de la existencia de virus que han estado intactos dentro de su composición y si estos han sobrevivido en el espacio exterior.

El profesor Stedman pone sobre la mesa de discusión, que la presencia de los virus como tal, abarca más de un siglo y no se ha profundizado la #investigación de otro tipo de microorganismos y bacterias, fuera de nuestro #planeta. Esta propuesta es determinante ya que como señala Stedman, los virus que proliferan en la tierra tienen una estructura biológica que les ayuda a sobrevivir a condiciones aparentemente inestables.

Los virus, como ya sabemos han influido como parte primigenia, en la investigación de la #evolución humana. Esta propuesta bien podría llamar la atención de las agencias y otras instituciones relacionadas al estudio de #astrobiología, para contestar algunas de las incógnitas, sobre nuestro origen y descubrir si estos virus pueden dispersarse por el espacio sin ningún problema.

Estos y otros misterios biológicos, crearán ramas diversas de estudio, que serán clave para las futuras #generaciones. El aprendizaje y estudio sobre estos virus, aún continúa a pesar de los hallazgos recientes. La raza humana es un prodigio en relación con estos microorganismos, y los debates sobre el inicio de nuestra existencia seguirán ocurriendo, a la espera de que cambie el – incierto – comportamiento de la Tierra o en este caso del #espacio. [VIDEO]

Quedamos a la espera inconsciente de que la inmensidad del #universo, nos muestre la verdad o también pueda ocasionar más dudas que certezas. La ficción nos seguirá adaptando– quizá involuntariamente – a las probabilidades de vida más allá de nuestro entendimiento, con menos muestras de perplejidad tan categóricamente apocalípticas. Sea lo que sea, seguimos al pendiente mirando a través del velo oscuro e invisible de un cielo, que nos mira con un solo ojo – sin advertirlo – atento a la magnífica evolución de nuestra propia #humanidad. #Ciencia #Tecnología