En este mundo lleno de diferentes especies exóticas, con un mar tan basto, la Naturaleza nos va sorprendiendo cada día con nuevas criaturas de deslumbraran nuestros ojos.

SINGAPUR

Oculto a más de 1.000 metros bajo el agua a lo largo del Estrecho de Sunda frente a la costa de Yakarta, se encuentra un peculiar cangrejo araña con placas que se asemejan a orejas y que en realidad protegen sus ojos. No se había visto durante unos 10 millones de años, hasta que los investigadores de Singapur e Indonesia lo descubrieron mientras pescaban en las profundidades del mar en marzo.

Los investigadores creen que el cangrejo de 6 cm de ancho, llamado "Big Ears", es del género Rochinia En total, se descubrieron unas 800 especies de más de 200 familias de esponjas, medusas, moluscos, estrellas de mar, erizos, gusanos, cangrejos, langostinos y peces, lo que representa más de 12,000 animales individuales.

El profesor Peter Ng, jefe del Museo de Historia Natural Lee Kong Chian en la Universidad Nacional de Singapur, y el profesor Dwi Listyo Rahayu, investigador principal del Centro de Investigación de Oceanografía del Instituto Indonesio de Ciencias, dirigieron el equipo de 31 miembros en la expedición de arrastre de 14 días. Navegaron desde Yakarta hasta el estrecho de Sunda y desembocaron en el puerto indonesio de Cilacap, en la parte sudoccidental de Java.

Usando redes de arrastre, dragas y otros dispositivos capaces de capturar criaturas de unos pocos milímetros de largo, el equipo recolectó muestras de 63 estaciones, a profundidades de entre 500 y 2.000 metros bajo el mar. El profesor Rahayu dijo que la basura era un problema. Solo cinco o seis estaciones pudieron pescar en el mar sin recoger basura.

Pero había un tesoro en la basura. Uno de los cangrejos decoradores se encontró escondido en la ropa interior desechada.

¿Cómo la basura afecta a las criaturas?

Todavía no lo sabemos. Pero el plástico oceánico es un gran problema", dijo el Prof. Peter Ng.

La expedición no estuvo sin problemas. Una de las redes atrapó algo pesado bajo el agua que pudo haber hecho que el cable se rompiera.

Si eso hubiera sucedido, había una posibilidad real de que el cable desollador hubiera cortado a alguien a bordo del barco.

Pero el capitán detuvo el barco en lugar de usar la fuerza para desenredar la red, lo que el Prof. Peter dijo que era algo que aprender para futuras expediciones.

Él dijo: "En el frente de investigación, nuestros equipos aprendieron mucho sobre cómo llevar a cabo la Ciencia de aguas profundas, manejar los diversos equipos necesarios para tal trabajo, y tuvieron la oportunidad de probar y examinar una multitud de fantásticos animales de aguas profundas".

Las muestras se estudiarán y los hallazgos se compartirán y discutirán en un taller programado para realizarse en Indonesia en 2020, y luego se publicará en The Raffles Bulletin Of Zoology.

El profesor Rahayu dijo que los científicos indonesios fueron expuestos a nuevas técnicas y metodologías científicas a través de interacciones con científicos de otras naciones.

"Afortunadamente, tal transferencia de conocimiento y colaboración construirían lazos más fuertes y más resistentes entre nuestras dos naciones", dijo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!