Guatemala se ha convertido en el foco de la noticia en los últimos días a causa de la erupción de un volcán situado a menos de cincuenta kilómetros al oeste de la capital del país. Como consecuencia de esta terrible erupción, que salpicado los alrededores dele epicentro de la zona en la que ha brotado la lava y el fuego, al menos 110 personas han fallecidos en las últimas horas y se ha producido la desaparición de otras tantas. Más de 3.000 personas han tenido que ser evacuadas de sus hogares para prevenir una situación de mayor riesgo, además de haber comenzado las labores de rescate de personas que se encuentras sepultadas bajo los escombros y la ceniza.

En Guatemala, existe un organismo destinado al control provocado por los desastres meteorológicos. La Coordinación Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), aseguró ayer, en palabras de su portavoz, que el volcán está situado a más de 3.700 metros de altura y que está ubicado entre varios concejos como son el de Chimaltenango, Escuintla y Sacatepéquez, muy cerca de la ciudad principal del estado.

Centenares de personas refugiadas del fuego

El organismo encargado de la protección de los civiles de Guatemala aseguró que existen, por el momento, 653 albergados que están repartidos entre Escuintla y Sacatepéquez.

Además, el pasado jueves se confirmó la suspensión de las tareas de rescate de afectados y de heridos por la escasa luz que existe en las zonas afectadas y por la peligrosidad que puede acarrear el inicio de nuevas búsquedas. El volcán, que aún se encuentra en estado de actividad, erupción prácticamente a cada hora, por lo que las autoridades han evacuado la zona en su totalidad para tratar de prevenir daños mayores a causa del fuego y la lava.

Sin embargo, no solo se han producido más de cien muertes por este terrible suceso, sino que esta situación ha conseguido afectar a más de 1,7 millones de personas en el país.

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
Investigación Científica

Además de este grupo, también se encuentran los heridos, la mayoría de ellos con quemaduras graves provocadas por la violencia del fuego y las cenizas que llevan azotando a Guatemala en los últimos días.

Varias explosiones desde que comenzara la actividad del volcán

Desde que se produjera la primera erupción, que alarmó a las autoridades de Guatemala y puso en marcha el dispositivo contra las catástrofes naturales, se han producido varias más. El llamado volcán de Fuego tuvo su segunda erupción en lo que llevamos de año el pasado domingo, lo que trajo consigo varias explosiones de gravedad y una gran nube de ceniza que dificultó las tareas de rescate de heridos y afectados debido a la poca visibilidad.

El pasado lunes se produjo otra gran explosión que supuso la cancelación hasta nuevo aviso de las labores de rescate. Varias fuentes del Instituto Nacional de Sismología aseguraron a los medios locales que la principal preocupación que Guatemala debe tener es la lluvia, ya que ésta puede causar un flujo que sirva de explosivo para el volcán. Esta misma fuente aseguró que el interior del epicentro está lleno de material volcánico, por lo que la gravedad de la explosión supone otro riesgo más para la población que en estos momentos se encuentra desplazada de sus lugares de descanso habituales.

La última explosión, en febrero

Recordemos que, aunque no se trate de un dato determinante para el cese de la actividad del volcán de Fuego, en su primer explosión del pasado mes de febrero, las explosiones se prolongaron durante casi un día. Durante ese tiempo, el volcán no dejó de expulsar lava, ceniza y otros materiales que también tuvieron a la población en vilo durante varias horas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más