A medianos de junio de este año, la Organización Mundial de la Salud, OMS, dio a conocer la fecha aproximada para el lanzamiento de la nueva Clasificación Interna de Enfermedades, mejor conocida como CIE-11, la cual comenzará a operar, como se prevé, el 01 de enero de 2022; teniendo que presentarse primero a la Asamblea Mundial de la Salud en mayo de 2019. Una vez en vigor, la CIE-11 podrá ser usada por los profesionales de la salud y, en gran medida, por las aseguradoras, pues contarán con un instrumento que les permitirá delimitar las enfermedades y así disponer de mejores estadísticas en cuanto a causas de muertes y enfermedades.

Anuncios
Anuncios

Sin lugar a dudas, se trata de una propuesta que da a la ciencia un nuevo papel, pues permite a los especialistas delimitar sus campos de investigación. Es de suma importancia mencionar que, desde el surgimiento de la ciencia, una de las principales finalidades que persigue ésta es el de otorgar herramientas al hombre para la obtención de una mejor calidad de vida, razón por la cual ciencia y medicina van de la mano.

La CIE-11 de la OMS y sus nuevos parámetros de clasificación

A pesar de que faltan poco más de tres años para que la nueva clasificación entre en acción, algunos de los puntos que se han reclasificado son, por ejemplo, las afecciones sexuales, que incluyen “la incongruencia de género”, la cual en las versiones anteriores aparecía clasificada en el grupo de afecciones mentales, sin embargo, pese a esto, aún no se revela a que grupo podrían integrarse.

Anuncios

Sin embargo, esta propuesta provocará cambios en el DSM, el cual agrupaba estas afecciones como trastornos neurocognitivos, en la subclasificación de Síndrome Confusional.

Aunado a esto, la CIE-11 incluirá un capítulo dedicado a la medicina tradicional, la cual la misma OMS se encarga de definir como "todo el conjunto de conocimientos, aptitudes y prácticas basados en teorías, creencias y experiencias indígenas de las diferentes culturas, sean o no explicables", con esto se abre un nuevo campo de análisis entre las ciencias médicas, agentes sanitarios y demás.

Integrando este tipo de medicina se pretende regular su campo de acción, por lo cual los resultados de estas prácticas ya podrían cuantificarse y cualificarse, obteniendo resultados más reales y concretos.

Sin lugar a dudas, las nuevas medidas que ha adelantado la OMS respecto a la pronta emisión de la CIE-11 conllevarán a pensar en la especialización en áreas, que en otro momento no podrían haberse considerado, debido a que existía un recelo entre medicina con base científica y aquella que implica un conocimiento ancestral de los pueblos indígenas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más