Aunque en astronomía lo lejano y cercano es relativo, cada 2,2 años un fenómeno muy particular tiene lugar en la Vía Láctea: Es el momento en el que la Tierra y Marte se encuentran en el mismo lado del sol. Pero debido a que las órbitas de los dos planetas son elípticas, a veces están cerca y a veces muy separadas. Desde este mes y hasta principios de agosto, estarán muy cerca.

En 2003, Marte alcanzó el punto más cercano a la Tierra en 60.000 años cuando los dos planetas se miraron desde una distancia de 34.6 millones de kilómetros.

Este fenómeno se repetirá durante el mes de julio y hasta principios de agosto de 2018. Aunque se trate de una distancia más larga (35.8 millones de kilómetros de distancia), el planeta rojo será visible desde la tierra. El evento se volverá a repetir el 11 de septiembre de 2035.

Marte llegará a su punto más cercano a la Tierra el día 27 de julio, elevándose al atardecer en el sureste y poniéndose al amanecer en el suroeste.

Cuando Marte está más alejado y menos visible en el cielo, parece más rojizo. Cuando está más cerca y más brillante, el planeta presenta un color más anaranjado.

Lo que recomiendan los astrónomos es simplemente mirar hacia el cielo. Marte es el punto más brillante y aunque comenzará a debilitarse a mediados de agosto a medida que la Tierra orbite más rápido y se aleje más, permanecerá más brillante que Júpiter o cualquier estrella nocturna hasta mediados de septiembre.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más