Un cuerpo celeste errante que emite un campo magnético potente fue descubierto por un grupo de científicos de Caltech en Estados Unidos, según describen los resultados publicados recientemente en la revista The Astrophysical Journal Supplement Series. Para el hallazgo, los investigadores usaron el radiotelescopio Very Large Array (VLA), instrumento que les permitió captar las señales para describir a un exoplaneta que no orbita alrededor de estrella alguna y que posee un potente campo magnético.

El descubrimiento es valorado como un acontecimiento importante para la comprensión de los magnetismos que tienen los planetas y estrellas, según lo describe Melodie Kao, una de las autoras del artículo publicado que certifica el hallazgo reciente.

Se trata de la primera evidencia encontrada de un potente campo magnético correspondiente a una masa planetaria más allá del sistema solar que conocemos.

A los exoplanetas se les considera objetos celestiales extrasolares, que se detectan cuando pasan frente a algunas estrellas ocasionando un pequeño descenso de la luz alrededor o la breve oscilación de éstas. En este descubrimiento en particular, se logró por la localización de una fuente de energía electromagnética en un objeto de masa extrañamente pequeño, pero que resultó pertenecer a un exoplaneta cuya masa es 12 veces mayor a la de Júpiter y su campo magnético 200 veces más alto.

Caliente, pero no tanto como el sol

Se observó por primera vez en 2016 y ahora los científicos de Caltech han logrado calcular que este exoplaneta está a 20 años luz de la tierra y tiene alrededor de 200 millones de años, es decir, un objeto celestial muy viejo comparado con nuestro planeta que tiene 4.500 millones de años.

Vídeos destacados del día

Se calcula que su superficie está a 825 grados centígrados, una temperatura muy por debajo de una estrella como el sol que llega hasta los 5.500 °C.

Los astrofísicos encargados del estudio le colocaron el nombre de SIMP J01365663+0933473, un objeto celestial que sorprendentemente también genera sus propias auroras, tal como lo indican las últimas observaciones registradas por el radiotelescopio VLA, fenómeno de igual incidencia en los planetas gaseosos de nuestro sistema solar.

Podría tener también una luna orbitando

Los científicos del equipo de Caltech, liderado por Melodie Kao, deducen que la explicación a las auroras observadas tiene que ver con la fuerte emanación de ondas de radio que este exoplaneta produce, toda vez que no tiene ninguna estrella alrededor que le produzca viento solar, lo que sería otra de las explicaciones posibles. Sin embargo, no descartan que SIMP J01365663+0933473 pueda tener una luna que interactúe con su campo magnético, tal como ocurre en Júpiter.