Documentos en pergaminos de muy vieja data se encuentran guardados celosamente en el Archivo Secreto Vaticano, con unos custodios muy especiales que resguardan y cuidan sus secretos para que puedan ser develados por todos. Se trata de los paleógrafos, archivistas e ingenieros Serena Ammirati, Paolo Merialdo, Donatella Firmani, Elena Nieddu y Marco Maiorino, investigadores de la Universidad de Roma Tre, que vienen desarrollando un programa de códigos informáticos a través de Inteligencia Artificial (IA) que han bautizado con el nombre de Un Códice Ratio.

Anuncios

El objetivo del trabajo investigativo que realiza este equipo de especialistas está centrado en lograr la transcripción de miles de manuscritos antiguos, con el propósito de extraer de ellos informaciones y datos relevantes para el estudio de la historia. Para lograr el cometido dispuesto, usan la IA de aprendizaje automático y redes neuronales para reconocer los caracteres con que están escritos muchos de estos documentos antiguos y así contrastarlos con el análisis semántico de la lengua latina para descifrar los mensajes ocultos, utilizando acciones parecidas a los captchas que conocemos como sistema de seguridad de numerosas páginas webs.

Facilitar la lectura incomprensible para hacer accesible la información

Cinco millones de anotaciones en cinco meses fueron descifrados con la metodología propuesta por tan singular equipo de investigadores italianos, utilizando estudiantes de bachillerato como ayudantes de investigación. Descubrir lo que los historiadores aún no han logrado descifrar y que la información esté disponible para cualquier persona que incluso no sepa leer escrituras antiguas, son dos de las motivaciones que conducen a los miembros de In Codice Ratio a trabajar con IA y los millares de documentos del Archivo Secreto Vaticano.

Anuncios
Vídeos destacados del día

La dificultad de la lectura de estos documentos resguardados ha estado siempre relacionada a los engorrosos trazos de la escritura manual y la descodificación del latín medieval, que incluso en incontables ocasiones se leen en forma de abreviaturas de palabras que muy probablemente en su tiempo solo pocas personas eran capaces de leer y comprender. Es una de las características que hace que estos pergaminos antiguos del Archivo Secreto Vaticano sean considerados como misteriosos.

Análisis y reconocimiento de datos por rompecabezas

Es así como el programa informático desarrollado para In Codice Ratio busca partir del análisis de las palabras por trazos individuales y no por letras separadas, intentando una especie de segmentación o rompecabezas que permita unir los trozos significativos del mensaje contenido en las escrituras antiguas -escaneadas con sistemas de reconocimiento óptico de caracteres- y develar así sus escondidos significados.