En el el campo de la medicina regenerativa, las actuales investigaciones buscan bajar tanto los números de casos de rechazo post trasplantes, como de las donaciones de órganos, en una carrera incansable por salvar una mayor cantidad de vidas humanas. En este sentido, un grupo de científicos estadounidenses del Centro Médico de la Universidad de Texas (UTMB, sus siglas en inglés) recientemente han conseguido trasplantar pulmones creados en laboratorio en cuatro cerdos que después de dos meses están sanos, sin recibir tratamiento inmunosupresor especial.

Anuncios
Anuncios

La creación de órganos bioartificiales es un área de investigación que viene ofreciendo grandes esperanzas en el campo de la salud. Consiste en tomar el caparazón de un órgano original que no esté apto para un trasplante y sembrarlo de células del paciente que lo recibirá, para que al cabo de un mes, bajo condiciones controladas, se habrá creado un nuevo órgano. El cuerpo que lo recibirá lo aceptará como propio, ya que contiene todo el material genético compatible consigo mismo.

Una solución al desequilibrio entre enfermos y donantes disponibles

El resultado exitoso de los cerdos trasplantados fue recientemente publicado en la revista Science Translational Medicine, en un artículo firmado por los especialistas Joan Nichols y Joaquín Cortiella, quienes ya en 2014 habían reportado la creación de un pulmón humano con técnicas de bioingeniería. Pero todavía habrá que esperar no menos de cinco años para probar este tipo de trasplante en pacientes con problemas de fibrosis quística o con la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Anuncios

Por lo pronto, las investigaciones se siguen desarrollando en el campo tecnológico para conseguir una forma de bioimpresión que permita la creación de pulmones, hígados, riñones y hasta corazones a la medida de los pacientes, usando su información celular como elemento principal. Esto buscaría bajar la dependencia existente entre la aparición de un donante compatible y la lucha posterior que se da para que los órganos trasplantados no sean rechazados. Cada día son más los casos de enfermedades crónicas y menos los donaciones recibidas o disponibles.

Impacto económico en el campo médico y farmacológico

El equipo del UTMB inició esta línea de investigación en 2010, concentrando los primeros intentos en la producción de pulmones bioartificiales, por ser estos los órganos con las estructuras celulares más complejas. En 2012, la investigación recibió financiamiento por $ 1.25 millones de parte del Instituto Nacional de la Salud de Estados Unidos (NIH, sus siglas en inglés), con lo que se pudieron alcanzar los primeros resultados en 2014.

Anuncios

De continuar así este desarrollo científico, en el futuro la creación de órganos en laboratorios de bioingeniería generará un importante descenso en las complicaciones médicas que ocurren luego de los trasplantes y la eliminación de los farmacológicos tratamientos inmunosupresores, impactando la economía mundial que gira en torno a las enfermedades crónicas.

Haz clic para leer más