Tras ser pospuesto su lanzamiento por problemas técnicos en su sistema de helio gaseoso, la Sonda Solar Parker fue finalmente puesta en el espacio por la NASA el domingo 11 de agosto desde su plataforma de Cabo Cañaveral, convirtiéndose en el primer vehículo hecho especialmente para explorar la corona del Sol y extraer importantes datos que permitirán a los científicos conocer mejor el comportamiento de su atmósfera.

Preparada para soportar temperaturas de hasta 1.400 grados centígrados, la Sonda Parker podrá llegar hasta una distancia de 6.200 millones de kilómetros de la superficie del sol, viajando a una velocidad de cerca de 700.000 kilómetros por hora.

Anuncios
Anuncios

La inversión que la NASA hizo en su construcción fue de $ 1.500 millones y su tamaño no es mayor que el de un auto normal aunque su velocidad de desplazamiento es la más alta conocida hasta ahora: cuando orbite al Sol Parker podrá recorrer en un minuto una distancia equivalente a un vuelo New York-Tokio

El cohete Delta IV Heavy fue el encargado de trasladar a Parker fuera de la atmósfera terrestre, bajo una condición climatológica del 95 % a favor del éxito finalmente obtenido, luego que el lanzamiento fuera pospuesto en dos ocasiones.

En octubre la Sonda Parker deberá estar volando cerca de Venus y llegar a la corona del Sol en el mes de noviembre, lugar desde donde realizará al menos unas 24 vueltas al astro durante siete años que dure la misión.

Científicos con las preguntas preparadas para que la Sonda Parker responda

Uno de los misterios que se pretende resolver con los datos que recoja la Sonda Solar Parker es por qué la atmósfera del astro rey se calcula en un millón de grados, mientras que la de su superficie está apenas en el orden de los 6.000 grados.

Anuncios

Las observaciones que logre captar Parker en el sitio serán relevantes para dilucidar esta y otras cuestiones relativas a cómo las tormentas solares generan alteraciones en los campos geomagnéticos de la Tierra ocasionando interrupciones eléctricas, entre otros efectos adversos.

La misión científica que lleva la Sonda Solar Parker al espacio está a cargo del especialista Nicky Fox y su equipo de expertos del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins.

Luego del exitoso lanzamiento realizado por la NASA, Fox declaró a la prensa que están preparados para procesar los datos que se recibirán y trabajar en nuevas teorías explicativas sobre la estrella central del sistema planetario al que pertenecemos.

Un homenaje a Eugene Parker y su teoría de los vientos solares

La Sonda Solar que ahora se dirige hacia la corona del Sol lleva el nombre del famoso astrofísico Eugene Parker, el primer científico que en 1958 propuso una teoría que explicaba la existencia y comportamiento de los vientos solares supersónicos y que ahora, a sus 91 años de edad, manifestó estar muy impresionado con que la NASA haya puesto en tránsito este vehículo tan resistente y veloz rumbo al sol, a buscar las evidencias que comprueben sus planteamientos.

Anuncios

Haz clic para leer más