Para Bertha Alicia Carrillo pertenecer a una de las comunidades indígenas más arraigadas y representativas del estado de Chihuahua no fue impedimento para lograr sobresalir debido a su entrega en el estudio, ya que hoy su nombre suena fuerte al haberse convertido en la primera mujer rarámuri que obtiene una maestría en Enfermería.

Medios nacionales e internacionales han difundido la historia de la estudiante egresada de la Universidad Autónoma de Chihuahua, donde estudió la licenciatura de Enfermería y Nutriología, carrera que eligió con un firme objetivo: ser un motor de impulso y mejora para su comunidad natal.

Bertha Alicia es originaria de la comunidad de San Isidro,en el municipio de Urique. Su tierra, enclavada en plena Sierra Tarahumara la vio crecer y está siendo ahora testiga del potencial que ha demostrado para salir al mundo con un estandarte de tenacidad y entrega.

Una mujer honorable

Y es que la ahora maestra en enfermería, no solo logró apropiarse del título, sino que también pudo hacerlo alcanzando una mención honorífica por su tesis enfocada en el cuidado humano de enfermería transcultural, la cual busca romper con las barreras y limitaciones de entendimiento y comunicación entre los pobladores indígenas de su comunidad y otras más del país, con las autoridades de salud de diversos instituciones.

Rarámuris al cuidado de rarámuris

La mujer, quien ya ha sido catalogada como un personaje de orgullo nacional para México, también utilizó su tesis para proponer que sean los mismos pobladores de la comunidad rarámuri quienes reciban la preparación necesaria para que entre ellos mismos se atiendan en cuestiones de salud y eviten los largos traslados que en ocasiones deben hacer para poder recibir atención médica.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Investigación Científica

A decir de la propia Bertha, la falta de conocimiento y dominio del español como su primer idioma se ha convertido en uno de los principales obstáculos para que puedan lograr el acceso ideal a los servicios de salud, debido a que no pueden externar de manera óptima lo que les aqueja y por tanto tampoco pueden entender las instrucciones de los especialistas.

Orgullo propio

Por su logro, Bertha Alicia ha hecho ver a los medios de comunicación el orgullo que siente por pasar a la historia como una mujer revolucionaria para su comunidad, pero sobretodo, por poder aportar un “granito de arena” en la lucha por alcanzar una mejor calidad de vida para su comunidad indígena que ha sido azotada por la desigualdad y la marginación.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más