En la liga de baloncesto profesional deEstados Unidos se celebra cada año una ceremonia, denominada“Draft”, en el que los equipos eligen por turnos a los jugadoresaún no adscritos a un equipo en particular y que se hayan presentadoa la elección para obtener sus derechos y de ese modo que no existaun alza excesiva de los precios al desear todos obtener los serviciosde las nuevas promesas que cada año aparecen.

Evidentemente esta elección se hacepor turnos y por tanto previamente a dicha ceremonia se ha de elegircuál será el orden en el que los equipos podrán seleccionar a unjugador para obtener sus derechos.

Este orden se obtiene de un sorteoen el que cada uno de los equipos puede salir elegido para esoscodiciados primeros puestos de draft.

Sin embargo no todos los equipos tienenlas mismas posibilidades sino que cada uno de los equipos tendrádiferentes posibilidades de obtener un buen puesto en el draft enfunción inversa a la posición que hayan obtenido el año anterioren la temporada. De hecho el que peor quede en la liga tendrá unveinticinco por ciento de posibilidades de obtener un primer puestoen el draft y unas posibilidades astronómicas de estar entre los tresprimeros, que son, normalmente, los lugares donde se pueden escoger alos grandes novatos de cada año. En una liga de treinta equipostener tantas posibilidades de tener una buena posición en el draftestá muy cotizado, por lo que determinados equipos se dejan ganarpara tratar de obtener ese último puesto que tantos beneficiosreporta.

A este tipo de actitud se le denomina“Tanking” y la liga trata de evitarlo. Para ello propuso que loscuatro últimos tuvieran iguales posibilidades y que los equipos demayor nivel mejorasen sus porcentajes para que este tipo de actitudesfueran menos beneficiosas.

Sorprendentemente, en una reuniónentre propietarios celebrada en Nueva York, los propietarios de cadauna de las franquicias de la liga no han llegado a un acuerdo parahacer realidad un nuevo formato que evitase este tipo de actividades.Necesitaban veintitrés votos a favor y sólo han logrado diecisiete.Muchos sospechan que esta diferencia entre las expectativas, quedaban por seguro el cambio de formato, y la realidad puede deberse aun miedo de muchas de las franquicias a verse desfavorecidas por estecambio en un año en el que los posibles playoffs parecen bastantedecididos de antemano.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!