Biendicen que en el Futbol todo puede pasar: el equipo más chico también puedederrotar al más grande. Y en esta ocasión, este fin de semana, sobresalió que la escuadra del Parma sorprendió en la Serie A del futbol de Italia al vencer 1-0 a la Juventus,el líder del calcio y campeón actual.

Pero,qué tiene de extraño que el futbol sorprenda de esta forma, qué tiene de raroque el Parma gane, te preguntarás.

Bueno, pues lo pasmoso del asunto es que la Juventusde Turín perdió ante un equipo que fue declarado en bancarrota y que es últimolugar de la liga.

Asíes, un equipo italiano con más de 100 años de historia en el balompié, queconquistó dos copas de Europa en los noventa, hoy vive una situación muy liaday delicada en lo económico: no tiene dinero.

Elanterior presidente, Tommaso Ghirardi, vendió al club en un euro a GiampietroManenti, quien se comprometió a sacar al club de sus problemas económicos; sinembargo, éste ya fue arrestado por lavado de dinero; los jugadores no hancobrado y el equipo no ha jugado dos partidos por la falta de dinero para losviajes.

De acuerdo con el tribunal, el equipo parmesano tiene deudas por casi220 millones de euros.

Hayque mencionar que el club italiano recibió fondos de emergencia de otrosequipos, lo que le permitirá terminar la temporada, pero con un rumbo incierto.

Grandesnombres han desfilado en el club: Lilian Thuram, Gianluigi Buffon, JuanSebastián Veron, Hernán Crespo, Enrico Chiesa, Fabio Cannavaro, RobertoSensini, pero ahora éstos sólo viven en el recuerdo de una ciudad ubicada alnorte de Italia, que está hundida en una gran tristeza al ver como el equipo desus amores remata hasta los banquillos del vestuario .

Yanada queda de aquel Parma que conquistó su segunda Copa de la UEFA al golear alOlympique de Marsella en Moscú en 1999. Incluso AlessandroMelli, manager del club, dice tener el corazón destrozado. “Somos unos muertos vivientes sin sabera dónde vamos. Queremos salir adelante, pero no vemos un futuro”.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más