La actividad del este miércoles marca que a la temporada regular de la NBA le falta una sola semana. El 12 de abril es cuando concluye esa etapa y unos días posteriores arranca lo bueno: los playoffs. Pero antes de eso, hay todavía varias cosas que decidir en el mejor basquetbol del mundo, una de ellas es quién quedará como el sembrado número 1 en la conferencia del Este, algo que, hasta hace semanas, parecía escrito. La baja de juego de los Cavs ha ocasionado que esté más abierto el número 1 de la conferencia y los Boston Celtics están listo para tomarlo por asalto.

Con 50 ganados y 27 perdidos, ambos equipos comparten la misma marca luego de 77 partidos. Cleveland es el líder de la conferencia porque la serie ante Boston en la temporada le favorece 2-1. El de hoy, será el último partido entre ambos de la temporada.

Los Cavs no pasan por su mejor momento. Desde el juego de estrellas tienen marca de 11-11, por eso Boston se les ha acercado tanto. Las lesiones han sido parte importante de la baja, Kevin Love y J.R Smith regresaron hace poco luego de estar mucho tiempo afuera.

LeBron también ha sido responsable con algunas distracciones, primero exigiendo a su GM que hiciera algún movimiento y el domingo al confrontarse con Tristan Thompson por una jugada, después se disculpó. Igual para James la ventaja de localía no es tan importante y siguen siendo los máximos favoritos para representar a la conferencia en las Finales por tercer año consecutivo. El cierre no es fácil, pues después de Boston le quedan partidos ante Atlanta dos veces, Miami y Toronto, todos en puestos de playoffs en estos momentos.

La reconstrucción en Boston por gran camino

Los Celtics volvieron a ser campeones después de mucho tiempo en 2008. Kevin Garnett y Paul Pierce fueron pieza fundamental para eso, llegaron a 2 finales en 3 años pero los veteranos tuvieron que dejar el equipo en 2013. El cambio fue a los Nets y les dieron muchos picks de draft en los años posteriores. Marcus Smart y Jaylen Brown son producto de esos picks altos y piezas importantes de estas buenas temporadas bajo la tutela de Brad Stevens.

En 2015 terminaron séptimos del Este, en 2016 quintos y los frutos del buen trabajo del coach y los de pantalón largo parecen por fin cristalizarse al hacer un equipo contendiente como el que tienen ahora.

Isaiah Thomas ya fue 2 veces al juego de estrellas, por ejemplo. Los Celtics volvieron a ser los Celtics y aunque saben que Cleveland sigue marcando mucha diferencia sobre el resto, ya están ahí para cualquier resbalón de los Cavs.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más