Lionel Messi [VIDEO]parece estar por encima del FC Barcelona y hace prácticamente lo que quiere, hasta en la toma de decisiones en lo relacionado a fichajes le toman parecer y es que con el cuento de que no va a renovar si no le arman un equipo que pueda estar a la altura, tiene atados de ambas manos a los directivos y encargados de los fichajes del club, pues todo indica que tienen que cumplir sus caprichos si o si.

Pues todo indicaba que el Barcelona [VIDEO] tendría más fichajes de los que al final hizo, ya tenía cerrado el de Iñigo Martínez de la Real Sociedad, pero cuando todo estaba preparado para la firma y hasta presentación del defensa central, de pronto frenaron todo y dejaron al de San Sebastián como novia plantada, vestido y alborotado, nuevamente Messi se salía con la suya, no podía arriesgar el puesto de su gran amigo y coterráneo, Mascherano y a un año del mundial de Rusia 2018 no quiere que el zaguero tenga limitada su participación en el equipo que dirige Valverde.

Lionel Messi esperaba al menos un fichaje bomba después de la operación de Dembélé el argentino tenía la esperanza de que su amigo Ángel di María llegara a reforzar el club, el mismo Coutinho que pasa por un gran momento, pero ninguno de los dos fue posible, uno porque el Liverpool no dio el visto bueno y Di María por las malas relaciones entre el PSG y el equipo azulgrana. Se habló de la opción del alemán, Mesut Özil, y este posible fichaje no fue bien visto por la plantilla y especialmente el capitán.

De momento hay que esperar que puede pasar en el próximo mercado, aunque no creemos que se pueda realizar un fichaje bomba, y de eso depende el rendimiento que el equipo tenga en la primera parte de la temporada, en enero todo puede cambiar.