Nombrada como La Carrera Panamericana, este desfile de autos emblemáticos e históricos recorre el país de sur a norte y en esta edición del 2017, celebrando su 30 aniversario, nació desde la creciente ciudad de Querétaro, hasta llegar a la gloriosa Durango.

Obtener el triunfo no fue fácil para los competidores, piloto y copiloto, fusionaron entereza y concentración para conducir carreteras conocidas por su peligrosidad, como Peña de Bernal en Querétaro, Higuerillas en Puebla, Villa del Carbón en México, Mil Cumbres en Morelia, Valle de los Fantasmas entre Guanajuato y San Luis Potosí, Sierra de Lobos, llegando a Zacatecas y el Espinazo del Diablo en Durango.

Tal parece que sus nombres no son muy amigables, pero por esas barrancas acompañadas de hermosos paisajes, que apostaban un tiempo que hiciera la diferencia en el cronómetro.

Durante uno de los recorridos más peligroso, en Michoacán, los destacados fueron la pareja de Ricardo Cordero y Marco Hernández, a bordo del Studebaker en la categoría Turismo Mayor, quienes se desenvolvieron con mucha facilidad en Mil Cumbres, pero le seguían el mismo paso, Emilio Velázquez navegado por Javier Marín, en el "Golden Tiger", quienes se emparejaban más adelante, y es que ambos equipos con mucha experiencia y confianza, no se dejarían de dar batalla mutuamente.

Para el día 5 en San Luis Potosí, la feria en el arco de llegada no se hizo esperar, con algunos cientos esperando a los participantes, a lo que Ricardo Cordero y su copiloto se formaron en el segundo lugar en ese día, mientras que Emilio Velázquez y Javier Marín, cerraron el día en el tercer sitio.

Después de algunas falla mecánicas, El Malditillo pudo cruzar el arco de llegada en Zacatecas en el segundo lugar, Emilio Velázquez y Javier Marín, continuarían para entonces su posición de terceros, pero sólo por escasos segundos, mientras que afirmaban que para la última etapa intentarían arrebatar la primera posición.

¿Quiénes son los líderes de la Carrera Panamericana?

El equipo élite conformada por el potosino Ricardo Cordero y el michoacano Marco Hernández a bordo de "El Malditillo" se coronaron como los líderes absolutos de la tradicional Carrera Panamericana en su edición 2017, después de 30 de historia, este año estrena ganadores y quienes no pudieron saborear esas mieles, afirmaron que ya esperan con ansias al próximo año para arrebatarles el triunfo a los tripulantes del Studebaker “El Malditillo.

Hilaire Damiron y su navegante, reyes en el 2016, obtuvieron el 2do lugar de la histórica, mientras que Velázquez y Marín, obtuvieron el tercero al llegar a la meta en Durango.