5

Los New York Yankees son el equipo que finalmente se hizo de los servicios de Giancarlo Stanton. El líder en HR con 59 en 2017, se vestirá en pinstripes a partir de la próxima campaña [VIDEO]. Los Mulos de Manhattan no sólo tendrán al actual MVP de la Liga Nacional, pero lo harán sin dar grandes prospectos a cambio. El veterano segunda base dominicano, Starlin Castro, irá a los Marlins, junto a dos prospectos que no fueron el shortstop Gleyber Torres y el jardinero Clint Frazier. Eso es lo mejor para el nuevo manager Aaron Boone y el GM Brian Cashman.

Stanton lideró en HR toda la MLB y, además, bateó para un respetable promedio de .281.

Eso es lo más halagador de Stanton, porque se ha quitado - poco a poco - la sombra de ser un slugger que no batea para promedio. El jardín derecho del Yankee Stadium seguro recibirá varias blanquitas de Stanton los próximos años.

Stanton y Judge ya forman el mejor 3 y 4 en papel en cuanto a poder en las Mayores rumbo al 2018

Giancarlo (líder de remolcadas en 2018 con 132) ganó su segundo bate de plata en 2017 y él mismo veto algún cambio a los Cardinals o Giants. Las dos novenas de la Liga Nacional, eran las más interesadas en sus servicios, cuando comenzaron los rumores sobre dónde jugaría el jardinero el próximo año. Stanton prefirió jugar, bajo las luces de la franquicia más importante en el deporte en los Estados Unidos. Todo lo que conlleva en jugar con Nueva York, donde la prensa te puede hacer o deshacer en cuestión de semanas.

Pero si lo haces en Nueva York, puedes hacerlo en cualquier lado. Refrán y cliché pero que es verdad.

Los Yankees tendrán un lineup aún más temible de lo que ya era en 2017. Giancarlo puede ser el cleanup del equipo o ser tercer bate. Aaron Judge (Novato del Año de la AL en 2017), tuvo 52 cuadrangulares en su primer año completo en las Mayores. Y eso sin sumar al catcher, el Kraken Gary Sánchez. Tres bates temibles insertados en el grueso de un lineup. Y Didi Gregorius que fue cuarto bate improvisado, por Joe Girardi en los playoffs, puede enriquecer la parte tempranero o de abajo de los Yankees. Judge y Stanton fueron de los peloteros, que más duro le dieron a la bola en la pasada campaña.

Si bien los Yankees asumirán 265 de los 295 millones de dólares (en 10 años con la opción de Stanton de salirse de ese contrato después de 2020) restantes por Stanton, es un riesgo que los Yankees siempre han tomado. Antes A-Rod, Jason Giambi, Gary Sheffield y más sluggers que llegaron a la Gran Manzana con contratos enormes.

Stanton se calentó después del All-Star Game con 25 HR, en un lapso de 40 partidos. Stanton viene con sus riesgos, porque de 2012 a 2016, sólo promedió 115 partidos. Ese ha sido su principal problema.

En los últimos años, Stanton tiene un swing más limpio y sin forzar al jalar la pelota. Un parado más compacto, sin tanta separación en sus piernas. Giancarlo sigue jalando la bola, pero el parado más compacto, le ha permitido tener más fluidez en su swing con menos compás y con las caderas alineadas, mejor con los hombros al momento de cargar e impactar la pelota. Con todo eso, Giancarlo ha ido mejorando través de los años. [VIDEO]

Jeter sigue con el proceso de reconstrucción en los Marlins

El nuevo CEO de MIA, Derek Jeter, le dio un regalo anticipado de Navidad a los NYY. Castro llega a las paradas cortas. Aunque ya sin Dee Gordon, es casi seguro que Castro será cambiado, para liberar un contrato que era similar al del ex Dodger que dejaron ir a Seattle. Los jardineros Marcell Ozuna y Christian Yelich podrían salir, para completar la reconstrucción y sanear las arcas. A Jeter ya le ha tocado cubrir varios de los remanentes que dejó la gestión del ex gerente general, Jeffrey Loria. Los que invirtieron en los Marlins, quieren su dinero de vuelta.

Los Marlins le dijeron a Stanton que habría limpia si no aceptaba un cambio, que por obvias razones fuera mejor para la franquicia que para él. Stanton se defendió con esa cláusula de no cambio y de poder salirse del contrato de varios años. Del otro lado, el equipo hubiera podido obtener mejores prospectos de STL o SF, pero Stanton tenía sus intereses. El eterno debate de jugador vs franquicia. Pero todo partió de ese contrato ridículo que Loria le dio a Stanton. Eso puso con la espalda contra la pared a ambas partes.