Ernesto Valverde presiente que se va a quedar sin uno de sus principales figuras en la defensa, la negativa del francés Umtiti de alargar su vinculo con los culés [VIDEO] ha encendido las alarmas en la directiva y especialmente en el cuerpo técnico que ya ha puesto manos a la obra y ha dejado sobre la mesa los nombres de Iñigo Martínez de la Real Sociedad y el francés, Aymeric Laporte del Bilbao y ex pupilo de Valverde, por lo que le conoce muy bien y sabe que puede adaptarse sin problemas al club culé.

Los ajustes defensa es la prioridad del El Txingurri, pues a pesar de tener jugadores de mucha calidad, como el caso de Semedo y Aleix Vida, ambos jugadores no terminan de convencer al técnico, por lo que ya están buscando jugadores que puedan cubrir ese sector, entre ellos está Álvaro Odriozola Arzallus, jugador de la Real Sociedad.

Otro de los jugadores que tienen la lista de prioridades es el mediocampista del Valencia, Carlos Soler, este es uno de los fichajes que han querido cristalizar, el talentoso jugador tiene una cláusula de 80 millones de euros, una cantidad manejable para el Barcelona que no desea que le pase lo mismo que con Asensio, que por no tomar decisiones rápidas, Florentino Pérez les ganó el mandado.

Una verdadera revolución la que piensa hacer el técnico Valverde en el Barcelona [VIDEO], pensando incluso en cubrir la zona de Gerard Piqué, que al parecer no es del gusto de el Txingurri.