La recuperación de Dembelé está casi al cien por ciento, tras lesionarse en un partido contra el Getafe, de este jugador son pocos los que se acuerdan gracias al buen desempeño del equipo que poco lo ha extrañado y es que desde hace mucho tiempo, el FC Barcelona [VIDEO] no se daba el lujo de perder hasta cuatro jugadores sin extrañarlos.

Paco Alcacer se lesiona y no se extraña, Umtiti ha sido bien cubierto, Dembelé no ha hecho falta de momento y el equipo ha caminado a paso arrollador sin sus figuras lesionadas.

Pero el asunto es que Dembelé extraña jugar y quiere jugar desde ya, pero no quiere competencia, por lo que ha sugerido a los altos mandos que la contratación de Griezmann no es necesaria, lo mismo piensa el técnico Valverde, y es que el francés piensa que la llegada de su compatriota le generaría grandes problemas para hacerse de un puesto en el once titular del Barcelona, y es que Griezmann no va a llegar a ser suplente, y los culés [VIDEO] no van a querer tener a un jugador de 150 millones de euros sentado en el banquillo viendo los partidos, por lo que están en una verdadera encrucijada que tienen que resolver lo antes posible.

El regreso a las canchas de Dembelé se puede dar en cualquier momento, ya ha sido dado de alta, pero Valverde no lo quiere arriesgar aún, por lo que lo va a ir dosificando y que vaya adquiriendo forma poco a poco y ante todo confianza.