El Atlético de Madrid ha evaluado los eventos que tuvieron lugar en el Wanda Metropolitano, la noche del miércoles, antes del partido de la Copa del Rey [VIDEO] contra el Sevilla, cuando un hombre de 22 años fue apuñalado tres veces y terminó en el hospital. El club no se conmueve con aquellos que "intentan usar el fútbol y el deporte, y su entorno, como una excusa para cometer crímenes, sin tener nada que ver con el evento en sí o con los fanáticos, que se unen para un juego.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Futbol

La regla es la tolerancia cero", dijeron.

EL Atlético indignado por hechos de violencia en sus territorios

El club sigue preocupado por el estado de la persona que resultó lesionada, pero también envió un recordatorio, de que no tienen poder sobre lo que sucede fuera de las puertas del estadio.

El asaltado no es miembro del club y el agresor no lo ha sido desde 2001 y el Atlético [VIDEO] dice que se han incorporado varias medidas, algunas de las cuales solo utiliza el Atlético, en un esfuerzo por erradicar la violencia de los aficionados.

Fanático apuñalado no pertenecía al club

Instalaron escáneres de huellas digitales en un esfuerzo por controlar el acceso de cada persona que ingresa al área, donde se sientan los ultras. También se recopiló una base de datos de las imágenes de todos los miembros, para controlar la entrada a esa área del estadio. A los que no se tomaron una foto, no se les dan tarjetas para ingresar al estadio. Además, el Atlético de Madrid señala que desde que se mudó al Wanda Metropolitano, hay un "deseo de convertir cada juego en una parte para toda la familia" con muchos eventos y actividades organizadas, que tienen lugar antes de los juegos.

También dicen que estos mismos eventos se pusieron en marcha, para "fomentar un buen ambiente y evitar, precisamente, los eventos que ocurrieron (el miércoles por la noche)", se manifestó el club.

Este hecho se reportó, a las afueras del estadio Wanda Metropolitano, minutos antes del juego programado para ese día, el joven fanático fue apuñalado, sin razón aparente y no se tiene conocimiento si fue por atraco o desacuerdos entre fanáticos, que propinaron a una pelea de sangre. Dichos hechos son reprochables en el ambiente futbolístico y las medidas de seguridad deberán ser más estrictas, para que tales hechos no vuelvan a ocurrir.

Gracias a las fuerzas de seguridad existentes en el lugar, la ambulancia pudo trasladar al herido rápidamente al hospital más cercano, todavía no se sabe el estado de gravedad de las heridas ni la condición del afectado, si está grave o fuera de peligro. Esperamos nuevas noticias, que nos den luz de este caso y la salvación del fanático herido.