4

Roger Federer está en su segundo, tercer o cuarto aire de carrera. El suizo tuvo un gran 2017 ganando el Australian Open 2017 ante Rafa Nadal en 5 sets, remontando un 3-1 en contra en el decisivo. En Wimbledon pudo derrotar a Marin Cilic de manera más que sencilla para añadir otro trofeo a su historial del que es su Grand Slam predilecto. En el US Open no pudo ganar otro título más, pero llegaba a la cancha dura de Melbourne como el 2do de la siembra y el principal favorito a ganar su otro Grand Slam favorito, además del pasto sagrado de Wimbledon.

Federer es el jugador perfecto. A sus 36 años sigue siendo parte de ese Core Four o los 4 Grandes junto a Djokovic, Nadal y Murray.

Marin Cilic ya lo había derrotado en el US Open en 2014 en semifinales, para ganar su único Grand Slam. Cilic entraba como el 6to sembrado y pudo disponer de Rafael Nadal en cuartos de final por retiro del ibérico. Además de eso había eliminado al 10 del ranking, el español y la sangre nueva Pablo Carreño Busta. El heredero de las glorias de Goran Ivanisevic, despachó fácilmente a la sorpresa del torneo, en la forma del británico Kyle Edmund. Roger Federer tuvo un paso sencillo y sus pruebas más duras fueron Richard Gasquet y Tomas Berdych.

Cilic comenzó dormido el primer set y Federer se tiró a la hamaca en el 2do.

El suizo pudo dominar a placer el primer set con errores no forzados de un Marin Cilic que dejó mucho que desear. Federer es tan especial porque es el jugador todo terreno. Hace años no tenía el juego de saque y volea pero con el legendario sueco Stefan Edberg, es algo que ha ido incorporando más en años recientes.

Federer rostro su gran defensiva contra el estilo agresivo de Cilic de buscar los tiros ganadores con su tremendo drive. Esa fue la base del triunfo de Roger. Además de aprovechar los errores no forzados de Cilic que fueron muchos en el primer set.

Federer [VIDEO]se mantuvo sin tener que moverse tanto de lado a lado en todo el partido. Alargando los puntos con su tremendo drive y su inigualable slice para mantener pensando a Cilic. Y con eso vinieron los errores no forzados del croata en el primer set. Siempre el Maestro buscando las oportunidades para crear tiros ganadores. Federer ganó el primer set 6-2.

Cilic comenzó su regreso en el 2do set, con el primer saque de Federer perdiendo su efectividad. Cuando el primer saque de Federer estuvo en punto, ganó el 80% de esos puntos. Fue allí donde Cilic regresó con su mayor fuerza y altura. En el cuarto set, Federer no tuvo ese éxito con su saque y Cilic pudo ganar el set. Algo similar sucedió en el tiebreak del 2do set que Cilic ganó 7-5.

Federer sobrevivió al regreso de Cilic y pudo ganar 6-1 el set decisivo

Cilic tuvo la oportunidad de doble break point en el primer game del 5to set y desaprovechó. Federer resolvió ese problema con su saque, que cuando estuvo en su punto fue imparable en el partido. Fue allí donde Roger tomó confianza y no dejó ir el triunfo. Alargando puntos con su slice y luego produciendo florituras como bellos drop shots. Además contestaba el drive de Cilic con su revés corto y le ponía la bola encima al croata para que la bola terminará en la red. Roger arriba 4-1 en el 5to set, tuvo doble break point y lo logró con un slice que le cambió el ritmo al croata que subió a la red pero que dejó la bola en la malla.

Roger ganó el último set 6-1 y consiguió su vigésimo título de Grand Slam. Su sexto abierto de Australia para empatar a su contemporáneo Novak Djokovic. Roger además amanecerá como el 1 del ranking superando a Nadal. La clave fueron los errores no forzados del último set de Roger (5) por 34 de los otros 4 sets. Especialmente el cuarto set donde se vio muy mal. Pero por algo no hay nadie más grande en el tenis varonil, que Roger Federer.