Las cámaras de televisión capturaron a un Lucas Vázquez con la boca sucia que al parecer desahogó su furia a la manera en que el Real Madrid sorprendió a los cuartos de final de la copa del Rey el miércoles. Lucas Vázquez: "Qué jodida vergüenza". Fue lo que pudieron capturar las cámaras.

Los goles de Javier Eraso y Gabriel Pires le dieron al Leganés una famosa victoria por 2-1 en el Bernabéu para eliminar a los 19 veces ganadores de la Copa [VIDEO]con goles fuera. Mientras el Real Madrid equipo de la escuadra salía del campo con un coro de silbidos de los fanáticos locales, se podía ver a Vázquez murmurando: "Qué vergüenza rey".

Jugadores reales infelices solo tres minutos.

Sin embargo, no está del todo claro si se estaba refiriendo a la eliminación de Los Blancos, o la cantidad de tiempo de suspensión jugado al final del juego. Las cejas se alzaron cuando los oficiales del partido optaron por agregar solo tres minutos, a pesar de que la segunda mitad vio seis sustituciones y el portero del Leganés, Nereo Champagne, fue amonestado por perder tiempo repetidamente.

Ahora solo queda el juego contra el PSG, [VIDEO] y la carrera del entrenador Zidane está en juego, todo dependerá de este partido, para salvar la reputación del Real Madrid, si no el entrenador Zidane tendrá que consecuencias por sus malas decisiones. En dejar de lado los jugadores importantes, dejándolos descansar y no darles minutos de juego.

Gabriel: "Desde afuera, nadie creía que esto fuera posible"

El goleador brasileño fue entrevistado después del partido y dijo que nadie creía que pudieran ganar en el Santiago Bernabéu, pero Leganés sabía que podían hacerlo.

Gabriel Pires, el goleador ganador del juego en el Bernabéu el miércoles por la noche habló con BeIN Sports después del juego y reflexionó sobre una noche histórica o de Leganés.

Calificación para la semifinal: "No sé qué decir. Es una sensación y una emoción que es enorme. Desde afuera nadie creía que esto fuera posible. La verdad es que el equipo creía que podíamos hacerlo". La fe del equipo: "Antes del juego, todos pensaban que el empate era para ellos por la calidad y el equipo que tenían. Trabajamos mucho y dimos todo en el campo".

Objetivo: "No sé lo que pensaba. La felicidad me hizo olvidar todo. Cuando vi la pelota entrar, fue pura felicidad". Ansiedad de Madrid: "Es normal, tenían que marcar un gol con todo lo que tenían y con todas sus fuerzas y no fue así. Lo disfrutamos".