Después de no renovar sus lazos con el Atlético Mineiro, que terminó en diciembre pasado, y siendo especulado en algunos clubes de Brasil y con mayor intensidad en Santos, donde se reveló y vivió su mejor período de Fútbol, el atacante Robinho ya ha decidido dónde va a jugar en 2018. Según la información publicada por el canal mediante la firma de ESPN Brasil, ya han viajado a firmar el contrato.

Jugará en Turquía

El nuevo club del rey de los pedaleados es de fuera de Brasil, más precisamente en Turquía, donde jugará por el Sivasspor, actualmente octavo del campeonato local. El club, incluso, ya ha publicado en su sitio oficial una información que revela un principio de acuerdo entre las partes.

El jugador deberá llegar a Sivas este martes (23), si cierra el acuerdo, éste será el séptimo y más desconocido equipo del jugador en 22 años de carrera. Además de los tres pases por Santos [VIDEO], el jugador de 33 años también defendió al Real Madrid, Manchester City y Milan, además del chino Guangzhou Evergrande [VIDEO] y del Atlético Mineiro. Su pasaje de Italia, aunque fue campeón por allí, no fue sólo alegría, ya que fue condenado a nueve años de prisión por un crimen sexual, cometido en una discoteca de Milán en 2013. Eso, debido a la negativa imagen que que causó para quien lo contrata, es uno de los factores que han sido apuntados como las causas que dificultan el acierto con un nuevo club brasileño. El Sivasspor es el octavo puesto del Campeonato Turco, que cuenta con 18 participantes, con 27 puntos ganados, muy lejos del líder Estambul, que suma 39. En 18 partidos, el equipo venció ocho, empató tres y perdió siete.

Carrera internacional

Después de conquistar dos títulos brasileños con la camiseta del Santos, el jugador fue para el Real Madrid, en 2005, en una turbulenta transferencia.

En 2008, tras desentendimientos con el entrenador alemán Bernd Schuster, cambió el equipo español por el Manchester City, que iniciaba su fase de altas inversiones. En 2010, tras jugar el primer semestre por préstamo por Santos y ser campeón de la Copa de Brasil, cerró contrato de cuatro temporadas con el Milan, donde fue campeón italiano en 2011, además de marcar 32 goles en 144 partidos. Después de una nueva y hasta aquí el último paso por los Santos, entre 2014 y 2015, Robinho fue a aventurarse en el fútbol chino, jugando por el Guangzhou Evergrande, donde sólo hizo diez partidos y anotó tres goles. Ahora el ya veterano jugador partirá para su quinto club internacional para vivir nuevas experiencias.