Un juego que todos los fanáticos de la NBA de toda la liga se aseguran de marcar en el calendario cada temporada es el juego entre los Cavaliers de Cleveland y los Golden State Warriors el día de Navidad, y el siguiente juego que se celebró a mediados de enero. Ambos juegos suelen llevar a millones de espectadores de baloncesto en todo el mundo a sus pantallas de televisión, pantallas de computadoras o pantallas de teléfonos móviles mientras observan a algunos de los mejores jugadores del mundo, incluidos LeBron James, Stephen Curry, Kevin Durant, Isaiah Thomas, Klay Thompson y Kevin Love luchando. En lo que va de la temporada, los campeones defensores de la Conferencia Este y Oeste se han enfrentado solo una vez, y fue en el día de Navidad cuando los Golden State Warriors [VIDEO] obtuvieron la controversial victoria 99-92 sobre los Cleveland Cavaliers. Unas jugadas en la recta final causó mucha controversia en los medios de comunicación después del partido con LeBron James [VIDEO] una falta realizada por Kevin Durant, pero sin silbato.

Los Cavs intentarán conseguir su redención sobre sus enemigos de la Conferencia Oeste, aunque el día 16, pero el Rey supo que no fue una tarea fácil.

LeBron sabe para qué está

Los Cleveland Cavaliers no han tenido un muy buen comienzo en 2018. Han ganado solo 2 de sus seis juegos para comenzar el año y han perdido sus últimos tres. Este no es el tipo de baloncesto que quieren jugar, con juegos contra rivales de primer nivel como los Warriors, Spurs y Thunder en los próximos días. A LeBron James le preguntaron sobre la jugada reciente de los Cavaliers y si harán algún ajuste importante para intentar derrotar a los Warriors otra ocasión porque mientras tanto están en mal estado

Pero el Rey tuvo una respuesta simple, diciendo:"No cambia, puedes ganar 100 juegos seguidos y enfrentar a los Warriors, sigue siendo un desafío".

El hombre conocido como "El Elegido" tiene un punto justo, no importa si los Cavaliers están jugando un baloncesto terrible o terrible en esta etapa de la temporada. Un juego contra Kevin Durant, Stephen Curry, Draymond Green, Klay Thompson y los Golden State Warriors siempre será un desafío, ¿y los Cavs estuvierón mejor preparados el domingo por la noche?

LeBron necesitó mas que un gran juego

Los Cavaliers han estado jugando al baloncesto muy pobre recientemente, y como era de esperar no fue culpa de LeBron James. Sin embargo, un rendimiento promedio simplemente no va a disminuir si LeBron espera que su equipo supere a los Warriors. Con el regreso de Isaiah Thomas, quien aún no ha encontrado su ritmo, los Cavs han estado en un estado incómodo, y el Rey ha estado confiando demasiado en sus compañeros de equipo. LeBron tuvo su mejor juego de anotación desde 2014 esta temporada contra los Wizards de Washington esta temporada, y todavía muestra que está jugando al baloncesto principal. Pero el Rey necesita ser más agresivo en cuanto a anotaciones, ya que recientemente el único éxito que han tenido los Cavs es cuando James se vuelve loco y ataca el aro.

Él, por supuesto, también dió ayuda de sus compañeros de equipo y lo cierto es que hubo demasiada entrega de cada equipo el día del juego y quedó en un resultado de 118-108 a favor de los Warriors, donde fue una guerra de titanes en lo absoluto.