Es año mundialista y para muchos jugadores es el momento de ponerse a punto para ser considerados por su la selección de su país para estar presentes en #Rusia2018. Para la legión mexicana en el extranjero no es la excepción, tal es el caso de Miguel Layún que después de pasar un par de temporadas sin mucha actividad con ‘los dragones’ del Porto, por fin pudo salir de la institución, anunciándose esta mañana que el Sevilla de España se hizo de sus servicios, lugar donde tentativamente tendria mas minutos en el campo para llegar bien embalado en el verano con la selección nacional.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Futbol

La carrera de un guerrero

El anuncio de la salida del Porto, no parece sino otra de las páginas que nutre la carrera del habilidoso defensor Jarocho.

La historia de Miguel Layún es sin duda es una de las mas conmovedoras e inspiradoras en el futbol actual.

Contrariamente a las anécdotas de quien viene de muy abajo, Miguel tuvo que sobreponerse a otro tipo de complejidades. A pesar de probar suerte cuando era aun muy joven en el Atalanta de Italia, cuando volvio se encontro con muchas críticas. A muchos les parecía imposible que un jugador tan torpe dentro del campo tuviera chance en europa; que hubiera soñado tan alto. En este sentido, eran hilarantes las múltiples mofas que el siempre polémico Christian Martinoli vertía sobre el lateral. Cuando llegó al América, la cosa no cambió. Esto por supuesto trajo secuelas psicológicas que lo obligó a tomar atención especializada. Y que en palabras de Miguel, es una de las mejores decisiones de su vida, ya que a partir de ese momento un nuevo jugador con entereza y decisión, se gestó.

Vuelta de tuerca

Lo que vino despues es por todos conocidos, despúes de meter el penalti que le diera el campeonato a el cuadro azulcrema, como en una auténtica película de Hollywood, y de una evidente alza en su nivel de juego, los llamados a la selección llegaron y con ello las buenas actuaciones.

Después de revertir positivamente en aquella final aquel lema “Todo es culpa de Layún” y ganarse la titularidad en el cuadro azteca, las oportunidades en el extranjero. Aunque fiel a su costumbre debía ser a cambio de muchas críticas.

Acostumbrado a la critica

Cuando eligió fichas con el Watford de segunda en Inglaterra, muchos veían en la decisión un freno a su carrera. Sin embargo, después de conseguir el ascenso a la Premier League, el Veracruzano fue comprado ni más ni menos que por uno de los cuadros más emblemáticos en el viejo continente y Portugal. El Porto famoso por su ojo clínico para comprar jovenes promesas lo llevo de la mano, compliendo este actuaciones memorables con los dragones, ganándose la admiración y el cariño de la grada, y de leyendas del fútbol mundial como fue el caso de su hasta hace unos momentos co-equipero, Iker Casillas [VIDEO] que no dejaba pasar oportunidad para demostrar su estima por el mexicano.

Después de una estancia llena de contrastes, resumida en sus últimos confines a la banca de los dragones, por fin Layun pudo ver la luz esta semana, buscando rito de juego que lo hagan llegar en su mejor versión a la copa del mundo.

Reduciendo a tres la legión mexicana en el Porto, la partida de Miguel Layún al Sevilla, club que en apariencia vive mejores épocas en Europa que el cuadro Lusitano, parece ser un paso adelante en la brillante carrera de Miguel.