Tenemos Super Bowl cincuenta y dos, concluyendo la noche de este domingo las finales de conferencia, resultando vencedores de un lado ‘Los patriotas’ de Nueva Inglaterra y del otro ‘Las Aguilas’ de Filadelfia. Entonces, estamos listos para lo que parece ser una final que pasará a la historia, ya sea por la extensión del reinado de Tom Brady, los de Filadelfia, cando el campanazo al romper la hegemonía de los últimos campeones del fútbol americano en Estados Unidos.

Después de que se disputaran ambas finales de conferencia, temenos una final con equipos en gran momento. Aunque en sus respectivo encuentros los resultados fueron disparejos.

Siempre los 'Pats'

En la final de la conferencia americana, llegaban ‘Los Jaguares’ de Jacksonville contra los ‘Los Patriotas’ de Nueva Inglaterra, y aunque se esperaba que los felinos dieran la sorpresa por el gran momento que estos atravesaban y la lesión de Tom Brady que lo marginó de los entrenamientos toda la semana, esto no fue así. Luego de un partido lleno de emociones donde ‘Los Jaguares’ dominaron desde el principio, fue otra vez el ya legendario mariscal de ‘Los Patriotas’ quien saco en el último minuto las papas del juego. Eso, y la brillante actuación de la línea defensiva que frenó a los de Jacksonville. Mención aparte la destacada defensa opacando a la defensa mas efectiva del campeonato. Al final fueron cuatro puntos de diferencia siendo quedando 20 a 24.

'Águilas' mandonas

Por su parte, en la nacional, ‘Las Águilas’ de Filadelfia le pasaron por encima a ‘Los Vikingos’ de Minesota, rompiendo así de tajo las esperanzas de los uniformados en color purpura por jugar el tazón cincuentas y dos en casa.

Las águilas verdes, cumplieron así los pronósticos de aquello que en los inicios del campeonato vaticinaron que llegaron muy alto en la presente campaña.

Lista la fiesta con Brady como plato fuerte

De este modo se definió el partido más importante de toda la temporada que se llevara acabo en el estadio de ‘Los Vikingos’ el próximo domingo 4 de febrero. Seguramente y como ya es costumbre, los ojos del mundo estarán puestos en los televisores ya que independientemente del ganador o el equipo que apoyes, es una oportunidad más para ver al coreback de más ganador de todos los tiempos. Puedes amar o odiar a Tom #Brady, incluso repudiar sus multiples pronunciamientos raciales, pero eso no debe cegar hacernos negar que somos privilegiados de poder ver jugar a este que portentoso jugador.

La cita está hecha, y no hay mejor pretexto para reunir a la familia que el deporte. Así que no perderemos detalle de esta final que seguramente dará mucho de que hablar y sin duda alguna pasará a la posterioridad por los muchos factores que condimentan este gran juego. Así que prepare las botanas, compre mucha cerveza, desconecte el WIFI, y, que gire el balón.