Un intenso juego de cuartos de final en el abierto de australia [VIDEO] provocó la lesión y el abandono del número uno del mundo Rafael Nadal, dejando el camino libre en semifinales a Marin Cilic; Después de más de tres horas y media de partido en la pista del estadio Rob Laver de Melborne, el mallorquín comenzó a presentar problemas de agotamiento y fue hasta el quinto juego del cuarto set cuando Nadal se desplomó para ser atendido inmediatamente, colocándose una toalla en la cara ante el rictus de dolor, por el tremendo esfuerzo realizado para derrotar a un croata, que se mostró muy consistente durante gran parte del encuentro; pero fue hasta el quinto set cuando vino el retiro definitivo del español.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Futbol

Al término del encuentro los parciales fueron 3-6 6-3 6-7 6-2 lo que da el pasaporte a semifinales del primer torneo de Grand Slam [VIDEO]al balcánico.

El fantasma de las lesiones alcanzó a Nadal una vez más

Solo basta recordar que el 2010 en Melbourne tuvo que retirarse por lesión en la rodilla mientras disputaba un partido frente a Andy Murray, y para 2014 en la final que entregó a Wawrinka la causa fue una molestia en la espalda, lo que dejó fuera a Nadal; Para la edición 2018 del Abierto de Australia, las cosas no fueron diferentes ya que venía de una serie de lesiones antes de disputar el primero torneo grande del año, ya que a final de la temporada del 2017 tuvo un problema de tendinitis en la rodilla derecha durante la celebración de la Copa de Maestros, esta situación lo mantuvo al margen de los torneos de Basile y Paris-Bercy, complicando los tiempos para llegar en la mejor forma al primer torneo de grand slam que se disputa en el año.

Tristemente el abandono de Nadal, evita que los aficionados pudieran disfrutar un encuentro que se daría en semifinales frente a Roger Federer. como lo fue la final del 2017 ; Para el croata Marin Cilic, ganador en 2014 del US Open, el resultado le viene de maravilla ya que esto le permite acceder a la semifinal, después de ser marcado como víctima ante el número uno del mundo, en un encuentro de cuartos de final, donde los momios daban a Nadal como amplio favorito, y queda claro que en el tenis como en muchos deportes, nada está escrito hasta que se disputa el último segundo; Así Rafael Nadal dio la mano a Cilic que extasiado por el resultado, continúa su camino buscando llegar a la final de de la ansiada corona en Melbourne.

La reflexión: La fortuna de uno es la desgracia del otro, y en esta ocasión Marin Cilic es el afortunado.