Las actuaciones que Roger Federer mostró en la Copa Hopman, en Perth, son el termómetro del estado de forma que atraviesa el maestro suizo. Aunque la Copa Hopman [VIDEO] es solo un torneo de exhibición, en los tres partidos jugados, Federer parecía en gran condición psicofísica. Las dos primeras victorias contra Yuichi Sugita y Karen Kachanov, ambas terminaron en dos sets, mostraron al mundo (y a sus rivales) cómo la frescura atlética y mental suiza está actualmente en la cima del tenis masculino.

La segunda juventud de Federer

Se vio rejuvenecido en la final contra Alemania, tanto en los sencillos masculinos ganados contra Alexander Zverev en tres sets, y en los dobles mixtos, ganó junto a Belinda Bencic, contra Zverev y Angelique Kerber.

Al no ser un torneo oficial, la Copa Hopman da indicaciones relativas sobre el estado de los participantes, pero todas las indicaciones parecen claras. Roger Federer será el hombre para vencer a ambos en el Abierto de Australia, y durante todo 2018. Es cierto, tendrá que defender 4000 puntos entre Melbourne, Indian Wells y Miami, pero actualmente, en la gira, nadie parece tener las mismas condiciones psicofísicas.

Federer tendrá que ser bueno en la gestión de sí mismo, su cuerpo y la presión mediática que inevitablemente lo rodeará. Sin embargo, los suizos tienen la experiencia necesaria para gestionar mejor todas estas situaciones. Sus oponentes no parecen estar en este momento a su nivel: la condición física de Rafael Nadal, el otro favorito de la temporada, debe ser evaluada. Andy Murray estará fuera por lo menos hasta que la hierba oscile, mientras que Novak Djokovic y Stan Wawrinka aún se desconocen, ya que serán evaluados especialmente desde el punto de vista físico.

En cuanto a los otros, los únicos que pueden competir con los suizos son Grigor Dimitrov y Alexander Zverev, pero ninguno de ellos se está acercando al nivel de Federer [VIDEO]. Ahora ha encontrado la combinación correcta de entrenamiento, partidos y descanso, manejando muy bien su cuerpo y la parte emocional de su tenis. Su revés ahora ha pasado de ser un punto débil a ser un arma ganadora. Así lo demuestran los cuatro partidos ganados en 2017 contra Rafael Nadal, gracias a su increíble revés. Todas las premisas indican que Federer es un gran favorito para 2018. ¿Crees que el suizo será el hombre a vencer esta temporada? Cuéntanos tu opinión en los comentarios. Por mi parte seguiré buscando más noticias de nuestros juego favorito.