Los #Minnesota Vikings parecen destinados a ser el primer equipo en jugar el Super Bowl en casa. Ha habido finales cardiacos en la NFL con el reloj en 0 y el del juego de Vikes vs Saints de ronda divisional, se unirá a ese página dorada. El pase de #Case Keenum a Diggs en la banda para 61 yardas quedará en el recuerdo de la historia deportiva tan rica de Minnesota.

El falló del novato safety Marcus Williams fue clave, yendo por un golpe a la cadera con el WR saltando por el pigskin. La tacleada fallada fue la clave para que Diggs se escapara. Los Saints habían venido de entre los muertos al ir perdiendo 17-0 al medio tiempo.

Brees y compañía parecían pasar al juego de campeonato de la NFC, con un gran drive para el gol de campo de Wil Lutz. On any given Sunday es un refrán cliché pero en la NFL eso puede pasar y más.

Los Vikes dominaron la primera mitad con defensa de zona y juego terrestre

Los Vikings dominaron a placer la primera mitad con su rúbrica de correr el balón, pases seguros de Keenum y una gran defensiva causando una bolsa sucia al rival. Además de eso sin permitir yardas después de la recepción.

Minnesota anotó los primeros 7 puntos en un drive de 8 jugadas. Murray en corto yarda je por tierra y luego el pase corto a Murray en la pantalla. Luego siguió el pase flotado a Wright de 15 yardas. El córner se quedó clavado mordiendo el anzuelo de la carrera. Rutas cruzadas en el segundo nivel que abrieron el man to man para Wright en el tercer nivel.

Luego el halfback Jerick McKinnon anotó por fuera por tierra. Un perfecto diseño de jugada con un engaño de carrera con el hombre que iba en movimiento cerca del QB. Keenum no es sólo un QB que cuide el balón sino que puede alargar el campo. En la primera mitad, Keenum hizo uso de las rutas cortas contra la defensiva de zona con pases cortos a Diggs. Después alargó el campo y pudo obtener dos interferencias defensivas (la segunda del córner Crawley a Diggs). Pero todo con Keenum lanzando largo cómodo con un pocket limpio.

En la primera mitad, el safety fuerte Andrew Sendejo y el tremendo LB Hendricks sellaron siempre el hueco por tierra, incluso en situaciones de 3ero y corto. Sendejo interceptó a Brees en un pase que se quedó corto y más cuando Ginn Jr. ya había ganado en la ruta. Keenum encontró en el slot a Thielen en la ranura. Case luego tuvo un pase a Thielen en la ruta de fade y bajó el pase de manera tremenda. Luego un pase cruzando el brazo a Diggs en tercer down puso el TD de 1 yarda para Murray.

Los Saints remontaron una desventaja de 17-0 con un mejor trabajo de la línea ofensiva

Los Saints movieron bien el balón al final del 2do cuarto con pantallas a Kamara o checkdowns con su TE Hill. Pero ya fuera un blitz directo del safety libre Harrison Smith o una INT de Anthony Barr (con desvío previo del DE Everson Griffen), los Saints se quedaban sin puntos.

Brees tuvo más tiempo en la segunda mitad y encontró a Thomas en una ruta de dig y luego Snead en un pase bajito al flat. El WR Thomas golpeó a Sendejo con el cascó en un block sucio que lo sacó del partido. Sin Sendejo el gran córner Rhodes empezó a sufrir en rutas cruzadas contra Thomas como en el TD.

Luego vino el error de Keenum con la presión de Cam Jordan encima; un pase elevado que interceptó bien el safety Williams. Thomas en un slant puso el juego 17-14. Una finta de ir con una resbalada con Kamara confundió a la defensiva de Zimmer. Keenum con un pase largo a Wright [VIDEO] por encima del defensivo en ruta de go puso el balón para el gol de campo de Forbath para el 20-14.

Brees pudo rolar en el siguiente drive y encontrar a Ginn Jr. Luego un pase a Thomas que desvió Harrison Smith. El fade con Kamara con el matchup contra el LB Hendricks pareció sellar el juego 21-20 con 3 minutos por jugar.

Forbath, Lutz, Brees, Keenum y Diggs pusieron un final de película en el último cuarto

Un pase de Keenum a Thielen de 24 yardas bajando la persiana otra vez fue la clave. Brees respondió con un pase a Hill hasta medio campo y en 4ta y 10 a Snead [VIDEO] a la banda para seguir vivos. Lutz metió el gol de campo para el 23-21. Enseguida vino Keenum con 24 segundos. Una salida en falso de Remmers puso las cosas imposibles. En su yarda 39 vino el pase a Diggs de 61 yardas y el ahora llamado Milagro en Minnesota. Los Vikes parecen el equipo del destino. #New Orleans Saints