La final femenil en el abierto de tenis en Australia, era entre la 1 y 2 del mundo, pero también entre dos tenistas que siempre se habían quedado en la orilla. Las dos con colapsos similares en finales u otras rondas en Grand Slam. #Simona Halep entraba como la 1 del mundo contra la 2, #Caroline Wozniacki. Las dos con múltiples títulos y rankings de 1 del mundo, pero sin un trofeo de los 4 grandes torneos del tenis.

En los últimos años, siempre que enfrentaban la 1 vs la 2 del mundo en final, la primera sembrada salía avante. La rumana Halep llegaba de triunfos pero en maratónica guerras contra Lauren Davis y la ex campeona del US Open y Australia, la alemana Angelique Kerber.

Wozniacki sufrió en las primeras rondas un susto contra la joven croata Jana Fett. Al igual que Halep (que levantó doble match point en contra en el 9-7 del tercer set vs Kerber), Wozniacki se repuso de un 5-1 en contra y set abajo contra la croata. Ella mismo dijo que eso le permitió jugar con más libertad.

Las dos se medían en una final donde una de ellas tendría la noche de su vida al conseguir su primer Grand Slam. La otra a seguir lidiando con los fantasmas del pasado de finales perdidas.

Wozniacki juega un sublime primer set y sobrevive en el tiebreak

El partido era más que interesante por el estilo de ambas. Una Wozniacki más enfocada a ser una contra golpeadora y a pasar pelotas y a forzar el error de la contraria. En años pasados no tenía tan buen saque y su drive no era tan bueno para obtener tiros ganadores.

Eso si, su revés a dos manos desde el fondo sigue siendo su mejor tiro.

Halep siendo una jugadora que va al contragolpe pero que tuvo más ofensiva y propuso más en ser la agresora en al final. La similitud con Wozniacki es la habilidad de ser paciente y con una energía enorme para ir de lado a lado. Las dos con gran defensa pero con un drive más educado de la rumana y un mejor saque. Eso si, las dos sin hacer mucho slice o dropshots pero aprovechando, Halep más con el smash.

Wozniacki ganó el primer set, tras empezar fuerte quebrando a Halep y poniéndose arriba 3-0. La escandinava con pocos tiros ganadores en esos games pero con un tremendo revés a dos manos a la paralela. Su drive también estuvo en punto al comienzo. Halep se fue soltando y con triple break point se puso 5-4 (todavía abajo) pero con su saque. Los tiros cruzados poco a poco fueron entrando para ganar puntos.

Tras estar 5-3 abajo, Halep se repuso para ir al tiebreak, pero la danesa se llevó el tiebreak 6-2. Con un 72% de primer servicio de Caroline y pocos errores no forzados (con sólo 9), superó a Halep.

Halep se repuso en el segundo set pero se le fue acabando el gas en el decisivo

La rumana se llevó el 2do set 6-3,con algunas molestias en el muslo para Halep. Ese 2do set fue para ella pero se veía como se le estaba acabando el gas además de recibir atención médica para ver su presión por algunos mareos. Los games fueron largos con Halep manteniendo con uñas los break points en contra. Eso la agotó para el final. Un tenis defensivo de gran manera de Caroline con revés a dos manos saliendo completamente de los dos lados de la cancha. Wozniacki salvó dos set points pero al final cedió ante los tiros ganadores de Halep y su enorme corazón.

Las 11 horas y 30 minutos de Halep rumbo a la final, le cobraron factura en el set decisivo. Wozniacki quebró rápido para ponerse 2-0 arriba. El siguiente game duró 18 minutos con muchos deuce, pero la rumana pudo quebrar para ponerse 2-1, todavía abajo. Esa fue la tónica del set con quiebres de toma y daca.

Halep se repuso y quebró para luego con su saque ponerse 3-3. Halep quebró para ponerse arriba 4-3 y Wozniacki pidió al médico por una molestia en el tobillo. De las pocas veces que Halep estuvo arriba en todo el juego para pensar en ganarlo todo.

Allí fue donde las piernas frescas pesaron para el quiebre de Wozniacki y ponerse 4-4 y no dar un game más. Al final la danesa pudo mantener su saque y luego tener el quiebre de su vida al ganar 6-4 con una bola que se quedó en la red de un agotado drive de Halep.

Tras ganar 27 títulos en su carrera, Wozniacki merecidamente gana su primer GS. Halep ya lleva récord de 0-3 en finales de Grand Slam (dos en Roland Garros) pero con su calidad ese esquivo primer Grand Slam caerá tarde o temprano. #Australian Open 2018