Después de la contundente victoria ante el Valencia, combinado con los malos resultados que ha tenido el Real Madrid en las últimas semanas en al Copa del Rey, llega un in pass que les da oxígeno para trabajar de una manera más relajada, si se puede aplicar el término, y es que el cuadro merengue que dirige Zinedine Zidane [VIDEO] , tendrá más tiempo para preparar el encuentro que sostendrá el 14 de febrero frente al París Saint-Germain en los octavos de final de la Champions League, ya que tras ser eliminados en la Copa del Rey tiene por delante una semana de trabajo más tranquila de cara al partido aplazado frente al levante en la liga. Situación contraria al del cuadro francés que tendrá actividad constante, primero frente al Rennes en la semifinal de la Copa de la Liga y posteriormente ante el Sochoux en octavo de final de la Copa de Francia.

Garteh Bale y el fantasma de las lesiones

Lo cierto es que el Real Madrid ha sido severamente castigado por la lesiones de varios de sus futbolistas , particularmente en el caso de Gareth Bale, un jugador muy importante en el esquema de Zizou [VIDEO], que desde su llegada al cuadro merengue hace cinco años, el fantasma de las lesiones musculares del galés ha estado presente de manera permanente, sin embargo Bale, cuando está sano ha revertido esos pasajes oscuros, con chispazos de brillantez, ya que en trece encuentros como titular y cinco de relevo , marcó 9 goles , ha tenido cinco asistencias con actuaciones sobresalientes, pero siempre está latente la posibilidad de una lesión, aunque el galés se viene preparando bien.

Para Florentino Pérez, Gareth Bale es un jugador muy importante aunque en algunos momentos de la crisis del jugador se contempló la posibilidad de su salida del cuadro de Chamartín, se habló de recuperar los 100 millones de euros que costó, pero es evidente que las recientes actuaciones de Bale ha llenado el ojo de los dirigentes.

En este sentido José Mourinho, tiene un firme interés en contar con los servicios de Bale, ya que siempre manifestó que le parece un jugador muy completo y aunque el Manchester United, ya firmó al chileno Alexis Sánchez , el técnico portugués no descarta la posibilidad de contar en algún momento con Garteh Bale. Para el Real Madrid en encuentro ante el París Saint-Germain en los octavos de final de Champions, será el mejor termómetro para pulsar exactamente cuáles será las posibilidades de un equipo blanco que puede pasar de lo sublime a la fatalidad.